Público
Público

"Me gusta Simoncelli: es agresivo como yo"

Maverick Viñales. Piloto del Blusens Paris Hilton Team. El español más joven en lograr una victoria en un GP de 125cc

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dice que no sigue la F1 desde que Schumacher dejó Ferrari. Que no es futbolero, pero que Mourinho le parece divertido; su madridismo se lo reserva, seguramente cansado de que le pregunten por él. Es conciso y pluraliza, como todos los pilotos, incluso cuando es innecesario. Le gustan el tenis y el motocross, y se llama Maverick porque su padre se prendó del personaje de Tom Cruise en Top Gun. Viñales (Figueres, 1995), el novato convertido en sensación, logró ayer su primera pole en el Mundial.

Campeón de España, de Europa y un debut espectacular en el Mundial. ¿Cuesta asimilarlo?

Cuesta bastante; por eso, tengo a profesionales detrás que me guían.

¿Tiene psicólogo?

Trabajé mucho el año pasado con él. Este, ya conozco mis deberes y, de momento, no estoy trabajando.

¿Y en qué le ayudaba?

En muchas cosas: a mantener la tranquilidad sin presiones.

¿Se veían regularmente?

No, nos comunicábamos ocasionalmente por Internet.

¿Ha superado ya sus expectativas iniciales para este inicio de curso?

Sí, mucho. Pero toca concentrarse, mantener los pies en la tierra y seguir trabajando como siempre.

¿Dónde esperaba estar?

Entre los cinco primeros, pero hemos cogido una buena línea y siempre estamos entre los tres mejores.

¿Se había puesto algún objetivo?

Ser rookie del año y vamos por el buen camino.

¿Utiliza como referencia el curso pasado de Marc Márquez?

No, no tenemos que compararnos con ningún otro piloto. Cada cual tiene que tener sus propias pautas.

¿Se identifica con el estilo de manejo de algún piloto?

No; cada uno conduce a su manera.

¿Ni siquiera tiene ídolos?

Eso sí: Valentino Rossi.

¿Y Jorge Lorenzo?

Rossi es el grande, aunque a Lorenzo también lo aprecio mucho: es muy bueno y le ha plantado cara a Rossi.

¿Qué admira de Rossi?

Cómo trabaja en el box, cómo va sobre la moto, me gusta todo de él.

¿Y su personalidad?

Sí, también; es divertido.

¿Qué destacaría de Lorenzo?

Me gusta su forma de trabajar en pista, ahí lo demuestra todo.

¿Le gusta el polémico Simoncelli?

En pista es muy rápido. Acciones como la que tuvo con Pedrosa son arriesgadas, pero su forma de pilotar me gusta porque es agresivo y frena muy tarde. Yo también me considero agresivo, aunque no en los adelantamientos, y me gusta mucho frenar.

¿Qué cualidades suyas resaltaría?

La agresividad y que clavo mucho los cronos; llevo un ritmo muy bueno.

¿Hay algo que le preocupe?

Nada. Soy debutante y estamos aquí para mejorar poco a poco.

¿Cómo se inició en las motos?

Viene de la familia, de los primos, todos corrían en moto.

¿Su padre era también motero?

Sí, corría en motocross.

¿Y ha sufrido mucho con usted?

Sí, mucho, hasta llegar aquí ha sido un sufrimiento, pero ahora toca el presente y dar el máximo.

¿Por los riesgos de la moto?

No, eso ningún piloto lo piensa. Cuando vas sobre la moto, si piensas en caerte, no irás nunca rápido.

Me refería a sus padres.

Supongo, pero no me lo dicen.

¿Acumula muchas caídas?

Bastantes. Si no te caes, quiere decir que no vas rápido.

¿No se ve demasiado joven para competir a esas velocidades?

Con 16 años, tenemos edad para montarnos en motos así. Si no, estaríamos cuatro años en el campeonato de España y no sería bueno.

¿Cómo le han alterado su vida de niño las motos?

No demasiado; todo se puede compaginar. Si esto te gusta, lo demás no te importa demasiado. Esto es mi vida, aunque haya que seguir estudiando porque nunca sabes lo que te puede pasar en el futuro.

Motos antes que estudios.

Está claro.

Pero los libros los lleva bien.

Sí. La Historia es lo que me entra mejor. Con las mates, no puedo.

¿Querría estudiar una carrera?

Sí, querría estudiar, pero aún falta mucho.

Tenía entendido que notario.

Sí, me parece factible.

Hay un tópico que asocia motos con garrulos. ¿Qué le parece?

Yo creo que los pilotos somos bastante finos, para nada garrulos.

Paris Hilton, su jefa, creó una gran expectación cuando fue a verle en Montmeló. ¿Le agobia?

No, nosotros estamos aquí por las motos y hemos venido a trabajar.