Público
Público

Los médicos obligan a parar a Pedrosa

El piloto español no se ha recuperado de la fractura de clavícula sufrida en Le Mans

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por el asfalto de una de las curvas del circuito de Le Mans se han escurrido muchas de las posibilidades de Dani Pedrosa de competir por el título de MotoGP. Honda Repsol confirmó ayer que el piloto catalán no estará en la carrera del próximo fin de semana en el Gran Premio de Catalunya, debido a la fractura de una clavícula en la caída provocada por la maniobra kamikaze de Marco Simoncelli.

'Me operé para estabilizar la fractura de clavícula e intentar poder competir en Barcelona. He forzado lo máximo que he podido pero siento y noto que mi clavícula no está preparada. Creo que debo parar un poco y recuperarme bien del todo', aseguró el catalán en un comunicado.

No participará en el Gran Premio de Catalunya de este fin de semana

La rehabilitación marcha más lenta de lo previsto y los médicos han optado por un tratamiento conservador. La experiencia de la lesión anterior parece haber sido decisiva para este frenazo. Entonces, la precipitación en la vuelta a los circuitos derivó en problemas en la pretemporada que ya le llevaron a pisar el quirófano para retirarle las placas y los tornillos. Esta vez no se quieren tomar riesgos aunque se pongan en peligro sus opciones de luchar por el título. Honda no ha facilitado una fecha aproximada para la reaparición de Pedrosa.

Y es que ahora los pilotos de MotoGP afrontan un calendario muy apretado: seis carreras en las próximas ocho semanas. Ya la semana que viene tendrán de nuevo trabajo en el Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone.

'Es una gran pena todo lo sucedido en una temporada en la que me sentía con fuerza. Era consciente de que podía ganar a mis rivales', concluye el subcampeón del mundo.

Simoncelli dará explicaciones en la Comisión de Seguridad

La otra cara de esta historia la representa Marco Simoncelli. Él fue el responsable de la caída de Pedrosa. Todos a una se lanzaron a degüello contra él tras comprobar su loca maniobra. Las dos semanas de parón en el campeonato no ha servido para olvidar el asunto. Su escudería ha denunciado amenazas contra el italiano provenientes de España. 'No me van a aplaudir', asume.

En Barcelona volverán a verse las caras. Primero, en la comisión de seguridad. Superpipo tendrá que dar explicaciones de la maniobra ante sus rivales. Para rebajar algo de tensión, sus declaraciones han bajado una marcha: 'He tenido tiempo durante las dos semanas de descanso para pensar en la carrera de Le Mans. Todavía me siento disgustado por lo sucedido con Dani ', dijo en TVE.