Público
Público

Medina Cantalejo repartió aciertos y errores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El colegiado Medina Cantalejo repartió aciertos y errores en el 'clásico' entre el FC Barcelona y el Real Madrid, acertando en una de las jugadas claves, el penalti de Míchel Salgado a Busquets, aunque podría haber señalizado otro por una mano de Sergio Ramos.

En la primera mitad, el andaluz, en su tercer partido de este tipo, cometió errores menores que no fueron trascendentales para el transcurso del encuentro. Sacó a amarilla a Márquez, y a Metzelder, Sergio Ramos y Drenthe, aunque por momentos consintió demasiadas faltas sobre Leo Messi, que provocaron incluso el enfado desde el banquillo por parte de Pep Guardiola.

Medina Cantalejo llamó la atención del técnico quien se quejaba de lo benévolo que estaba siendo el trencilla sobre la agresividad que los jugadores blancos estaban mostrando sobre uno de los jugadores más desequilibrantes del Barça.

En los segundos 45 minutos la actuación del árbitro cobró mayor protagonismo. Perdonó la segunda amarilla a Rafa Márquez, único amonestado del Barça, sobre todo en una acción en la que el central mexicano entró con la suela por delante a Raúl, pero la jugada de mayor repercusión fue la señalización del penalti a favor del Barcelona, por derribo de Míchel Salgado sobre Busquets, que vio perfectamente el colegiado.

Medina Cantalejo cometió errores de poca relevancia en el último cuarto de hora de partido, aunque uno de ellos sí pudo ser trascendntal. Un balón centrado por Alves impactó en la mano de Sergio Ramos, pero no señaló la pena máxima. Finalmente, hubo tiempo para que en los últimos minutos, Iker Casillas viese una tarjeta amarilla por protestar al árbitro.