Público
Público

"Ser el mejor es fácil para mí"

Alan Anderson, alero del Barcelona. Jugador MVP de la fina del Copa del Rey

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El héroe de la Copa habla poco, pero cuando abre la boca muestra una autoestima extrema: 'Sabía que venía a un gran equipo, pero yo me considero también un gran jugador y estaba seguro de que podría aportar mucho'.

Alan Anderson ha pasado de remiendo a figura en poco más de un mes. Llegó a Barcelona en los últimos días de 2010 para reemplazar al estelar Mickeal. Su primer partido fue, precisamente, contra el Real Madrid, pero estuvo lejos de demostrar su valía. Se cargó de faltas, sólo pudo jugar diez minutos y no anotó ni un punto. Los blancos, sin embargo, sabían que aquello sólo había sido una mala tarde. La temporada anterior habían sufrido un recital del alero estadounidense cuando este jugaba en el Maccabi: 20 puntos, ocho rebotes, cuatro robos y cinco asistencias para un espectacular 40 de valoración. Tanto gustó, que el Madrid intentó ficharlo el verano pasado, pero finalmente vino Tucker, una opción más barata.

Anderson regresó a Estados Unidos a jugar en la liga de desarrollo de la NBA, un campeonato muy por debajo de su nivel. En Europa había demostrado su valía en el Cibona de Zagreb y en el Maccabi, con los que también ganó sendos títulos de Copa. También jugó algún tiempo en Italia y Rusia.

Después de muchas vueltas llegó al Barcelona. Y en un mes ya es MVP (mejor jugador) de la Copa. 'Para mí jugar aquí es mucho más fácil. Estoy acostumbrado a ser el mejor del equipo y aquí hay otros líderes a los que defienden antes que a mí, para mí jugar aquí es más fácil que para ellos', dice aún impresionado por el marcaje del Madrid a Navarro en la final. 'Tenía dos o tres detrás de él. Sabíamos que nos podían ganar y los demás dimos un paso adelante'.

Anderson es un caso más de la buena dinámica del Barça.'Para mí lo importante es ganar el campeonato, que es para lo que vine, el MVP es sólo una guinda para el pastel', comenta antes de explicar porque sólo ha necesitado un mes para estar plenamente adaptado: 'Me lo han puesto muy fácil desde la primera semana en la que sólo me sabía una o dos jugadas'.

En la final de Copa del domingo en Madrid, Anderson se consagró como estrella, aunque, paradójicamente, eso amenaza con provocar un conflicto. Mickeal está casi recuperado y reclama su puesto. Sólo puede haber dos extranjeros y ahora mismo Xavi Pascual cuenta con Morris y Anderson. Al Barça les sobra el talento, bendito problema.