Público
Público

El mejor de lo mejor

Los triunfos del tenista lideran el siglo de oro del deporte nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nadal se ha convertido en la antorcha del deporte español. Aclamado ya sin discusión como el más grande deportista español de la historia después de ganar el Abierto de Australia (2009) la mayoría de los expertos le auparon por encima de Miguel Indurain, el indestructible tenista de Manacor se sitúa como el máximo referente del estallido de España en el panorama internacional.

El currículum de los deportistas españoles en el inicio del siglo XXI es inédito. Jamás se había producido un impacto similar en el mundo del deporte. España acumula títulos a nivel individual y a nivel colectivo; en deportes de gran tradición en nuestro país pero también en especialidades sin pasado; en deportes de alto seguimiento y en otros minoritarios.

Blanco: 'Antes, los españoles se arrugaban en los momentos clave'

¿Existe alguna explicación para esta repentina orgía de triunfos? 'Es la mentalización afirma Miguel Mostaza, manager de deportistas de alto nivel, una nueva forma de afrontar la alta competición que nace en los Juegos de Barcelona 92 y que se extendió como un auténtico virus competitivo. Allí se acabaron todos los complejos de inferioridad del deportista español'.

Con él coincide Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, que sentencia que el único secreto está 'en la calidad de nuestros deportistas, entrenadores, clubes y federaciones. A ello se ha unido un nuevo espíritu ganador, que ha impregnado el deporte. Yo recuerdo la inmensa calidad de la Quinta del Buitre, por ejemplo, pero en los momentos decisivos se arrugaban ante equipos como el Milan. Esto ya no pasa. En los Mundiales de fútbol, antes de la prórroga, Xavi se fue al seleccionador y le dijo: Míster, no se preocupe que esto lo ganamos nosotros', cuenta Blanco.

El doctor Pedro Celaya, médico del equipo ciclista Radio-shack [el de Armstrong] indica que en España 'no había una auténtica cultura de deportes. Sólo había excepciones, individuos de una calidad increíble como Blume, Bahamontes o gente de un origen muy modesto, como los boxeadores, pero no había una estructura, no había planificación. Esto cambió con la llegada de la democracia. Se creó una perspectiva nueva y el deportista comenzó a ser más apreciado por la sociedad', explica Celaya.

'En esta generación hay sufrimiento, superación y lucha', dice Villaécija

'Para mí es fundamental la constancia opina Carlota Castrejana, directora general de Deportes de la Comunidad de Madrid porque cuando un deportista fracasa tiene dos caminos. Uno es desfallecer y rendirse. El otro es mantener su línea de trabajo y saber esperar, pero sin dejar de trabajar. Una vez que sacas la cabeza ya empiezas a creer que puedes hacerlo. Y eso es lo que está pasando ahora'.

Erika Villaécija, medallista de bronce en los pasados Europeos de natación, considera que 'la generación actual de deportistas españoles es especial. Hay mucha superación, sufrimiento y lucha. Y pienso que los éxitos pasan de federación a federación. Hay como un contagio: los éxitos se pegan a otros deportistas'.

¿Cuánto durará esta cadena de éxitos deportivos? 'Yo creo que hay una cultura ya establecida, se ha generado un buen pool de deportistas de élite que deberían asegurar la continuidad. Pero, cuidado, en ciclismo hemos tenido baches, épocas de grandes triunfos seguidas de ciclos vacíos. Y esto genera frustración', reconoce el doctor Celaya.

'Mientras haya motivación, mientras haya líderes, los jóvenes seguirán llegando. Por eso, hay que cuidar la imagen de los grandes deportistas, de los Nadal, Gasol, Alonso, Lorenzo, Casado o Marta Domínguez', señala Miguel Mostaza. 'Los líderes son los que arrastran. Son necesarios y siempre unidos a una gran planificación deportiva, que la hay', remata este representante de atletas y ciclistas, que reconoce que 'el listón está muy alto y en algunos deportes como el tenis parece imposible superar lo que está logrando esta generación'.

Otra de las claves de los recientes éxitos del deporte español parece estar en la suma de financiación pública y privada. 'La verdad es que nosotros tenemos que agradecer que a pesar de la crisis las becas no han ido a la baja explica Villaécija. El Plan ADO nos ayuda mucho, sobre todo en mi deporte. Otra cosa diferente es el fútbol o el tenis, que van por otro lado porque las empresas les ayudan mucho'.