Público
Público

Los mejores, sin balón

La FIFA concede el Balón de Oro a Forlán, el de plata a Sneijder y el de bronce a Villa. Xavi e Iniesta, campeones mundiales y candidatos, no subieron al podio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Podía ser para Xavi. O para Sneijder. O para Villa, máximo goleador de España con cinco tantos. O para Iniesta, el hombre que, con un derechazo fabuloso, a tres minutos para la conclusión de la prórroga condujo a España hasta la gloria futbolística. Pero sorprendentemente el mejor premio se lo quedó Forlán, el delantero uruguayo que, pese a sus goles y a su buen campeonato, no logró que su selección se subiera al podio de los campeones. La FIFA le concedió la Bota de Oro y lo señaló así como el mejor jugador del Mundial. Plata fue Sneijder y bronce, Villa.

Con cinco tantos en el campeonato, los mismos que Villa, Sneijder y Müller, el delantero del Atlético, de 29 años, se llevó el reconocimiento que, de antemano, el mundo futbolístico había concedido a Xavi. Como ya le había sucedido en el Mundial sub 20 de Nigeria, el centrocampista delBarça se quedó sin el premio que, por méritos futbolísticos, expertos y aficionados le habían otorgado simbólicamente. Así que, de momento, se tendrá que conformar con el trofeo del Europeo de 2008, cuando sí se le reconoció como el mejor jugador del torneo.

Ayer, el medio azulgrana ni siquiera entró en la tripleta de ganadores, pues a Forlán le sucedió Sneijder y tras el holandés se colocó Villa, según la votación realizada por los enviados especiales al campeonato de medios de comunicación de todo el mundo. A Villa, en cambio, sus cinco goles le sirvieron para quedarse con el bronce y completar un Mundial fabuloso.

Tampoco Iniesta entró entre los más votados, pero fue reconocido como el MVP de la final

Tampoco Iniesta entró entre los más votados, pero fue reconocido como el MVP, el mejor jugador de la final. Como con el Barça, ante el Chelsea, el manchego, que había firmado un partido más bien discreto, protagonizó la acción decisiva de la final y se ganó el derecho a recibir ese reconocimiento, que él, como hizo cuando marcó el tanto, dedicó, entre otros, a Dani Jarque. En una camiseta blanca, escondida bajo la oficial, Iniesta llevaba escrito: 'Para Jarque, siempre con nosotros'.

Pero el Balón de Oro se lo quedó Forlán, que completó así un curso de ensueño. Reconocido como el mejor jugador de la Europa Liga, competición de la que se proclamó campeón con el Atlético, el delantero uruguayo sumó así un nuevo reconomiento a su currículum. Entonces, fue el autor de los goles que devolvieron la gloria continental a los rojiblancos.

En Suráfrica, fue el principal protagonista de una selección que, 40 años después, disputó de nuevo unas semifinales. No le alcanzó con sus tantos para superar a Alemania y concluir el campeonato entre la tripleta de mejores selecciones del mundo, pero la distinción le sitúa ya entre los mejores jugadores de su país. Unicef celebra también el triunfo de uno de sus embajadores.