Público
Público

Messi se acuesta como cañonero

Leo firma su noveno ‘hat-trick’ como azulgrana. El argentino suma 24 goles y supera en dos a Cristiano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el banquillo, Forlán se tapa la cara con las manos. Y Quique esgrime un sereno gesto de amargura. Y el Kun, en el centro del mayestático Camp Nou, baja la cabeza y también los brazos. Ujfalusi, desmelenado, lanza un grito de desespero. Messi lo ha hecho de nuevo. En apenas media hora. En un par de jugadas preciosamente endiabladas. En dos pequeños productos de ese juego colectivo que predica Pep Guardiola y al que la Pulga pone el sello con ese toque de distinción que le singulariza.

Pin-pan, pin-pan, gol. Tic-tac, tic-tac, gol. Media hora y el partido está resuelto. Otro más. Treinta minutos y Messi ya contempla a Cristiano Ronaldo desde la cima del Pichichi: 24 goles en 22 jornadas de Liga. Una media brutal. El Pichichi es del argentino, al menos de momento. Guardiola aplaude y cierra los puños. Una nueva victoria, la décimo sexta consecutiva, está en camino. Y una vieja marca, la del Madrid de hace 50 años, empieza a bajar un escalón. Los Di Stéfano, Puskas y Gento descienden un peldaño, se recolocan y hacen sitio a Messi, Xavi y Piqué.

El maravilloso Barça de Guardiola ha superado al histórico Madrid de Muñoz, aquel que entre 1960 y 1961 enlazó 15 victorias y se ganó la admiración de medio mundo. '¡Messi, Messi, Messi!', ruge la hinchada azulgrana a modo de reconocimiento. El mérito no es sólo de la Pulga, pero sus números justifican el canto: 40 goles en lo que va de curso. En 44 ocasiones, en su carrera, ha marcado como mínimo dos.

Messi esboza una sonrisa tímida y busca el abrazo de sus compañeros. Agradece a Alves su colaboración en el primer tanto. Y a Villa, -y a la fortuna del rechace-, su participación en el segundo. El tercero se lo reserva para el final. Como si no quisiera, casi a trompicones, el argentino suma su tanto número 40 y el noveno hat-trick de su carrera. La Pulga es, simplemente, genial.

Los pupilos de Quique reviven un clásico: el argentino les ha maltratado de la misma manera en 11 ocasiones y, simplemente, suman tres más. Al fin y al cabo, ¿quién puede con Messi? ¿Y con el Barça de Guardiola? Quique no lo ha logrado nunca en el Camp Nou; y descontará una ocasión más. ¿La que le cueste el puesto? El presidente rojiblanco había asegurado que no. Pero su Atlético, otrora duro combatiente y aspirante a cuotas mayores, suma la cuarta derrota consecutiva del curso y se confunde entre la mediocridad de la tabla que el Barcelona domina desde la majestuosidad. 16 victorias consecutivas y un nuevo récord histórico triturado. El de Pedro, tendrá que esperar. El palo rechaza el chut que podría haber igualado al canario con el mito de Cruyff: siete partidos consecutivos marcando. No es grave. Los azulgrana suman 61 puntos y, al menos anoche, durmieron a 10 del Madrid, que tendrá que desperezarse.