Público
Público

Messi gana otro aliado

El regreso de Iniesta amplía las opciones de combinación del argentino, motor del Barça

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de pasarse un mes en la grada viendo cómo Leo Messi se buscaba una nueva pareja de baile (Cesc) para urdir sus múltiples asociaciones ofensivas, Andrés Iniesta volvió a pisar el césped del Camp Nou ante el Racing reivindicándose como el mejor aliado del argentino. En su regreso a la alineación del Barcelona, con el bíceps femoral izquierdo ya recuperado, el manchego originó los dos goles de la Pulga, inagotable motor azulgrana.

El primer tanto, el que abrió el marcador, fue el producto de una combinación entre Iniesta y Messi dentro del área cántabra en la que el manchego inutilizó a tres defensores del Racing antes de devolverle el balón al cañonero del Barça. El gol que cerró el encuentro fue también el resultado de una genialidad de Iniesta que, tras hacerse un autopase en la frontal de área del Racing, envió un chut que el palo rechazó a los pies de Messi. El argentino lo convirtió en su décimo tanto en la Liga. 'No era la intención que lo metiera Messi, pero tampoco está mal', bromeó Iniesta.

El manchego fue el curso pasado el mejor pasador del Barça junto a Xavi

'Estamos muy contentos por Andrés; es una joya de chaval y no quiero ni que juegue bien ni mal, sólo que no se haga daño. Tendrían que haberle visto entrenarse los dos últimos días: sólo depende de que esté bien y feliz', celebró Pep Guardiola, tras la excelente actuación del de Fuentealbilla. Junto a Messi (cuatro) y a Xavi (tres), Iniesta (otros tres) fue uno de los jugadores que más pases con peligro dio, además de firmar una asistencia y el citado chut al palo.

No sólo eso. El manchego, al que apenas se le contabilizó un mal pase, desatascó el encuentro en el inicio Héctor Cúper modificó su esquema táctico para cerrar espacios y cortar líneas de pase, le dio la pausa que necesitaba el juego en algunas fases del partido y ejerció de enganche entre la medular y la delantera del Barça que, ante el Racing, recuperó su dibujo más tradicional (4-3-3). 'Cerraban todos los pasillos interiores con una línea de cinco y volvimos a las épocas antiguas', explicó Guardiola. 'Por eso quise poner a gente de mucho desequilibrio, de mucho regate. De ahí, Thiago, Andrés, Leo, Pedrito', abundó el técnico azulgrana.

Iniesta, el jugador que más y mejor pasa en el Barça junto a Xavi ambos concluyeron el curso pasado con casi 170 envíos de peligro, sólo había podido disputar tres partidos de Liga este curso, antes de lesionarse, frente al Milan, en la Liga de Campeones. Su ausencia magnificó el buen entendimiento entre Messi y Cesc, ahora lesionado. Asistente en tres de los goles de la Pulga, el excapitán del Arsenal se mantiene aún en el pódium de los mejores pasadores azulgrana (18) junto a Xavi (20).

La combinación Iniesta, Xavi, Thiago y Cesc aún está por estrenar

El excelente trabajo de la medular azulgrana no resultaría tan efectivo si por delante de Xavi, Iniesta, Thiago y Cesc aún no han jugado los cuatro juntos y, a veces, junto a ellos, no estuviera Messi, autor de diez de los 21 goles que el Barça ha marcado en el Camp Nou en Liga. 'Messi es un jugador que rompe muchas cosas: con pelota abierta, arranca como un extremo; va a los espacios donde hay menos gente; y, cuando se va a la banda opuesta de donde se está jugando el balón, uno queda un poco desprotegido', reconoció Cúper. 'Pero él sorprende cuando se va a los costados, por el medio, en un punta, de medio punta, como extremo', se rindió el técnico argentino ante el inagotable repertorio de su compatriota.