Publicado: 20.01.2016 14:09 |Actualizado: 30.05.2016 11:43

Messi se sentará en el banquillo de los acusados por fraude fiscal justo cuando acabe la Liga y la Champions

La Audiencia de Barcelona juzgará al delantero del FC Barcelona y a su padre por tres delitos fiscales. Hacienda solicita para ellos 22 meses y 15 días de cárcel y el pago de una multa de 4,1 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El delantero del Barcelona Lionel Messi ofrece su quinto Balón de Oro a la afición. /EFE

El delantero del Barcelona Lionel Messi con su quinto Balón de Oro ante la afición del club. /EFE

MADRID.- La Audiencia de Barcelona ha señalado para los días 31 de mayo y  1,2 y 3 de junio la vista oral del ‘caso Messi’, en la que se juzgará al jugador del Barça Lionel Andrés Messi y a su padre, Jorge Horacio Messi, por tres delitos contra la Hacienda Pública.

El astro argentino del Barça se sentará en el banquillo, pero esta vez de los acusados, después del final de la temporada futbolística (el campeonato de Liga termina el 15 de mayo, y la final de la Copa del Rey se disputa el sábado 21); se puede dar la circunstancia de que Messi pueda llegar a disputar con su equipo la final de la Champions League, el sábado 28 mayo, y tres días después tener que comparecer ante el tribunal.

Además, previsiblemente, Messi tendrá que pedir permiso a la Federación de Fútbol de Argentina para incorporarse más tarde con su selección a la Copa América, que comienza a disputarse en EEUU el 3 de junio.



El jugador y su padre están procesados por defraudar un total de 4,1 millones de euros en la explotación de los derechos de imagen del jugador del F.C. Barcelona a través de una trama de empresas ubicadas en paraísos fiscales.

La Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria, solicita para Messi una pena total de 22 meses y 15 días de cárcel, así como el pago de una multa de 4,1 millones de euros. También pide la misma pena para su padre, al que considera la persona que “gestionó y dirigió las negociaciones en la creación del entramado societario”.

La pena mínima porque reparó el daño


Más en concreto, la acusación particular que ejerce la Hacienda Pública reclama penas de siete meses y 15 días de cárcel por cada uno de los tres delitos fiscales de los que son acusados y que fueron cometidos en las declaraciones de los años de 2007, 2008 y 2009 por el ingreso de 10,1 millones de euros en contratos publicitarios con grandes marcas.

La Abogacía del Estado solicita la pena mínima que permite la ley para este tipo de delito fiscal agravado, ya que aplica la atenuante para Messi de reparación del daño (el delantero pagó las cuotas defraudadas tras la querella presentada por la Fiscalía) y el reconocimiento de los hechos que han realizado.

Por su parte, la Fiscalía no acusa a Messi y considera responsable de los tres fraudes a su padre, para el que solicita una condena total de un año y medio de prisión y el pago de una multa de 2,09 millones de euros.

De cualquier manera, el jugador de fútbol no ingresaría en prisión ya que carece de antecedentes penales y la condena total sería inferior a los dos años de cárcel, frontera que establece la ley para el encarcelamiento en caso de que el condenado no tenga antecedentes.

La sección de lo penal encargada de juzgar el ‘caso Messi’ es la octava.