Publicado: 23.01.2014 19:59 |Actualizado: 23.01.2014 19:59

Messina acaba con la imbatibilidad del Real Madrid

El CSKA, dirigido por el ex técnico blanco, rompe la racha de 31 victorias consecutivas de los de Pablo Laso, muy lejos del nivel mostrado en la temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El CSKA acabó este jueves, en Moscú, con la racha de 31 victorias del Real Madrid, invicto hasta ahora esta temporada y que vio cómo la pobreza de su juego interior y su defensa le impidieron sumar su trigésimo segundo triunfo consecutivo.

Solo Sergio Rodríguez, 19 puntos y 18 de valoración, Llull y Darden, al principio, se salvaron en el cuadro blanco, que llegó a perder por 19 puntos en la primera parte, la peor del presente curso del equipo madridista. En las filas que dirige el italiano Ettore Messina, extécnico del campeón español, brilló Krstic, 18 puntos y 25 de nota general. El serbio fue la mano que apareció en los momentos en los que el Madrid, liderado siempre por Sergio Rodríguez, se acercó al conjunto ruso a lo largo de la segunda parte.

El campeón de la Liga española cavó su fosa en su juego interior, a pesar de que Mirotic, 13 puntos, apareció por momentos, Bourousis, Reyes, Mejri y Slaughter no tuvieron su día y no pasaron de 8 puntos entre los cuatro. Además, el balance reboteador fue claramente favorable a los del técnico italiano: 37-29. El Real Madrid jugó un mal primer cuarto, si no el peor de la temporada. Solo Darden se salvó al principio, cuando Vorontsevich, con 8 puntos, y Fridzon, con 7, dieron una ventaja de 15 a los moscovitas a falta de un minuto para llegar a la primera pausa.

La defensa del Madrid hizo aguas y los pivotes rusos mandaron en las zonas de la cancha de Moscú para dejar a los españoles 13 abajo en el minuto 10 (23-10). La entrada de Sergio Rodríguez, Mejri, Reyes y Díez no mejoró las cosas esta vez en las filas del equipo de Pablo Laso, que no contó esta tarde con Carroll por lesión. El rebote siguió siendo el talón de Aquiles de los blancos y Krstic tomó el relevo de Fridzon y Vorontsevich en la anotación del CSKA, hoy sin Hines ni Weems, para poner 19 arriba a los rusos (37-18) a falta de 3 minutos para el descanso.

Cuando el Madrid estaba en el peor momento, apareció la mano salvadora de Sergio Rodríguez, que con dos triples dio vida a los suyos y metió a sus compañeros en la pelea. Mirotic cerró en el minuto 20 un parcial de 3-12 a favor de los españoles que les conducía al túnel de vestuarios con la segunda parte abierta y con "el Chacho" destacado con 10 puntos y 11 de valoración por 10 y 15, respectivamente, de Vorontsevich, el mejor de los locales.

La recuperación del Real Madrid se confirmó definitiva y rápidamente en la vuelta a la cancha. Laso devolvió a Darden a la pista y Bourousis, uno de los peores en la primera parte, se sumó a la remontada para situarse 40-37 en el minuto 21. El pivote griego tuvo un paso efímero en la mejoría de su equipo. Apareció y desapareció. Un triple imposible de Llull, desequilibrado, a un segundo para el final de la posesión y a tablero, dejó a los madridistas a dos (46-44). El Madrid ya había llegado, pero le faltaba un punto más en su defensa porque Krstic seguía manteniendo a los locales por delante. Un 60-55 indicaba en el minuto 30 que todo estaba por decidir.

Rodríguez y Llull aguantaron a los suyos al principio del cuarto periodo cerca del CSKA. Sin embargo, dos triples seguidos en un minuto de Fridzon y Micov a cinco minutos para el final situaron de nuevo a los rusos con una ventaja relativamente cómoda 11 puntos (72-61). Algunos de los jugadores de Laso dieron síntomas de cansancio entonces.

Llull llevó ciertas esperanzas al Madrid con dos triples seguidos (77-67) a dos minutos para el término del encuentro, pero Micov, 14 puntos, el mejor del CSKA en los instantes postreros, sentenció con otro triple. Krstic y Bourousis protagonizaron el final del encuentro con un incidente, menor, en el que ambos parecieron querer saldar y recordar viejas rencillas. Teodosic y Rodríguez prolongaron el pique de sus compañeros con otra "batalla" provocada por el serbio que dio con el base español en el banquillo y cerró el partido.

85 - CSKA (23+17+19+26): Teodosic (7), Khryapa (4), Fridzon (11), Krstic (18) y Vorontsevich (14) -quinteto inicial- A. Jackson (8), Kaun (7), Pargo (2) y Micov (14).

71 - Real Madrid (10+20+25+16): Llull (15), Darden (11), Rudy (5), Mirotic (13) y Bourousis (2) -quinteto inicial- Sergio Rodríguez (19), Mejri (4), Reyes (0), Díez (0), Slaughter (2) y Draper (0).

Árbitros: Christodoulou (GRE), Lottermoser (GER) y Latisevs (LAT).

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo F de la Euroliga disputado en el USH Arena de Moscú ante 5.094 espectadores. Bourousis alcanzó los 1.000 rebotes en la Euroliga.