Público
Público

Mestalla mide a un Atlético sin Maxi

La última derrota rojiblanca fue sin él

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A Maxi Rodríguez se le apagó la luz una noche en Murcia. Un césped ruinoso, sin galones para acoger un España-Argentina, sesgó la rodilla más en forma del Atlético, hace ya dos años y medio. Muchos pensaban que La Fiera no volvería a rugir como antes.

Fueron meses de recuperación en los que escuchó reproches de todo tipo desde la grada. Unos miraban al banquillo, pidiendo explicaciones a Aguirre por su confianza en él. Otros, a los despachos, por su repentina ascensión a la capitanía tras el traspaso de Torres al Liverpool, saltando el rango que debía ocupar Antonio López.

Aguirre se la jugó la pasada temporada sabiendo que no era el mismo Maxi. Pero apostaba por recuperarlo. La escasa memoria del fútbol hace que esos silbidos y miradas de reojo se hayan vuelto aclamación popular. El último partidos que se perdió Maxi fue ante el Real Madrid. El último encuentro que perdió el Atlético fue ante su eterno rival. A partir de ahí la figura de ese 11 celebrando los goles con los puños apretados de rabia se ha repetido en los nueve partidos que vinieron después.

Ahora, el talismán se queda en Madrid. Unas molestias musculares hicieron que a Aguirre le temblara el pulso al visualizar el calendario. La presencia del Barcelona en el horizonte hizo que le dejara en tierra, al igual que el otro pulmón del mediocampo: Maniche. 'Decidí junto con Maxi que no estuviera, pudiendo estar. Y lo de Maniche fue un choque de rodillas con Sinama y por precaución, pues hay un hematoma y él es cauto, prefiere esperarse para el martes', intentaba explicar, como podía, Aguirre que ofrecía a los periodistas las alternativas para Mestalla a estas dos bajas, los García: Luis y Raúl.

A esas alturas de mañana, Unai Emery ni se había sentado ante la prensa y cuando le dijeron el once rojiblanco hasta se le vio un tanto turbado: 'Aguirre siempre funciona. El Atlético es un equipo que está en una dinámica muy buena y juegue quien juegue nos lo va a poner difícil'. El caso es que Emery aprovechó que Cerezo dijo estar seguro de la victoria rojiblanca para picar a los suyos: 'Estas frases vienen fenomenal para que los jugadores se motiven más'.