Público
Público

"Mi duelo con Peirsol iba a ser uno de los mejores"

Ex-plusmarquista mundial de 100 espalda. La eliminación de Peirsol le sitúa con la mejor marca de los participantes en la final de hoy (19.00 horas)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esta tarde nada la final de los 100 espalda con sólidas opciones de subir al podio. Aschwin Wildeboer (Sabadell, 1986) posee la mejor marca de todos los finalistas. La logró hace un mes, en los Juegos Mediterráneos cuando, a pesar de estar en contra de los bañadores de poliuretano, no dudó en enfundarse un bañador Jaked 01 y batió el récord mundial de 100 espalda. El estadounidense Peirsol se lo arrebató días después, pero ayer cayó en semifinales.

¿Cómo ha asimilado aquel récord?

Ahora estoy calmado. Tuve unos momentos de euforia pero me centré rápido. El récord fue sólo un paso en la preparación para los Mundiales. Cuando uno ha batido el récord del mundo hay que aspirar a lo máximo

Hay que disputar la final y luchar al máximo. Mi duelo con Peirsol iba a ser uno de los mejores de los Mundiales. Yo quiero disfrutar de la final y que ocurra lo que tenga que ocurrir.

¿Cuáles son sus rivales más peligrosos?

El japonés Irie está bastante rápido y hay que tenerle en cuenta. Esperaba algo más de los otros americanos, la verdad es que no estuvieron muy bien en los Trials de clasificación.

Nadará también los 50 y los 200 metros.

Sí. Los 200, por ejemplo, están más en el aire. Creo que en esta distancia la gente va a mejorar mucho. Mi objetivo es el récord de España e intentar entrar en la final.

Hablemos de Phelps. Ha renunciado a nadar las pruebas de estilos este año. Parece que entre en una nueva fase.

Phelps se ha entrenado muchísimo. Ha seguido un programa muy exigente en el pasado. Está ahí arriba desde el año 2000: compitió en los Juegos de Sidney, a los 15 años. Es decir, lleva ocho años con un entrenamiento muy duro y eso quema, cansa mucho, pero sobre todo mentalmente. Yo creo que lo que hace es correcto. Ya ha logrado lo máximo, antes se sentía obligado y ahora le toca divertirse, por eso ha hecho bien en cambiar de pruebas. Ya veremos lo que hace en estos Mundiales ¡con este personaje, todo es posible!

¿Cómo ve a Rafa Muñoz?

Es un tío muy alegre. Yo le veo relajado: se está preparando bien y tiene las cosas muy claras. Él es novato en la alta competición, pero es joven y tiene mucho talento. Yo le doy mi voto de confianza porque creo que tiene un gran margen de mejora.

Quizá a Muñoz le afectó su rendimiento en el Gran Premio de Barcelona cuando nadó con un bañador textil y perdió un segundo sobre su récord de 50 mariposa.

Lo que le afectó es que la gente fuera cruel con el asunto del bañador, que fueran tan negativos. Él estaba cansado, metiendo mucha carga de entrenamiento y encima con otro bañador. Los nadadores somos muy conscientes de los momentos en que estamos realmente a punto y los periodos en los que estás cansado porque haces un gran volumen de entrenamiento.

¿Cómo ha visto a Mireia Belmonte en los últimos días?

Hablo con ella mucho, pero no de natación. Es una caja de sorpresas. A veces comienza mal pero logra cambiar de repente su estado de forma.

Erika Villaécija es la veterana del cuarteto de estrellas españolas.

Sí. Ella representa la experiencia. Ya se ha llevado muchos palos y sabe de qué va esto. Yo le veo ilusionada. Tuvo mala suerte en Pekín porque se puso enferma. Fue duro.

¿Qué otros nadadores españoles pueden destacar en Roma?

Pienso que Alan Cabello (200 estilos) sorprenderá a muchos.

Tras tocar fondo en Pekín ¿despega realmente la natación española?

Sí. Tenemos que lograr el mejor resultado de la historia de los Mundiales. Hemos entrado de golpe en la élite mundial y esto no es normal.

Usted tendrá 26 años en los Juegos de 2012. ¿Se plantea estar allí?

Sí. Espero llegar. E incluso si Madrid gana los Juegos, con 30 años, sería una gran excusa para mantenerme.

¿Seguirá entrenándose el próximo año en Copenhague?

No está decidido pero me está yendo bien.

Están más contentos con la nueva dirección de la federación española.

Sí. Con la nueva directiva el ambiente es más sano. Antes no lo era.

¿Qué país dará la sorpresa en Roma?

Japón. Van a hacer unos grandes Mundiales.