Público
Público

"Con mi exclusión sólo lograron una opción menos de medalla"

El nadador plusmarquista mundial de 50 mariposa fue apartado de Shangai 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ausencia de Rafa Muñoz (Córdoba, 1988) ha flotado en Shanghai durante los nueve días que han durado los Mundiales de natación. Ha sido un lastre en unos campeonatos que concluyeron el domingo sin rastro de medallas para los nadadores españoles.

Mal balance para España en los Mundiales, ¿no?

No sé. Aunque no he seguido mucho los campeonatos en directo, sí he visto que lo han hecho lo mejor que han podido. El problema es que, cuando se espera mucho, siempre hay decepciones. Mis compañeros no han estado muy finos, pero falta un año para los Juegos. Hay tiempo para corregir errores y mejorar.

¿Qué ha fallado en nuestros nadadores?

Yo creo que el cambio horario les ha afectado. Los españoles han nadado muy bien por la mañana y mal por la tarde. Y si lo piensas, cuando allí es por la mañana, aquí era por la tarde. Es decir, que se han sobreactivado por la tarde.

Con la perspectiva que da el tiempo, ¿cómo ve ahora la decisión de que usted no fuera seleccionado para los recientes Mundiales?

Mi exclusión no fue justa y así se lo dije a quien se lo tenía que decir. Pusieron unos criterios [los estableció el director técnico, Luis Villanueva] que no eran muy allá y yo demostré en los Campeonatos de España que mis marcas eran para estar en las finales de los Mundiales.

¿Y le ha dado pena no estar en Shanghai?

Sí. Me ha dado pena no estar. Pena y también vergüenza. En realidad creo que ha sido un palo para todos. También para la Federación Española de Natación, porque lo único que han conseguido con mi exclusión es quitarse una opción de medalla.

Ya lo dijo usted en su Twitter, con un mensaje cargado de ironía: 'Podría haber sido segundo en un campeonato del mundo... ¿y dónde estoy? ¡¡¡En el sofá!!! ¡Gracias!'.

Así es. Y en ese momento precisamente estaba en el sofá, a la hora de la siesta, luchando para no quedarme dormido.

¿Ha hablado ya con el seleccionador español, Luis Villanueva?

No. Ya le dije a la cara lo que tenía que decirle. No confiaron en mí, me apartaron por muy poco tiempo, por unas centésimas. Fue un palo, pero yo también puedo dar palos. Y los doy nadando: es como mejor me defiendo. Hablo en la piscina.

Es obligado centrarse ya en Londres. ¿Cambiará algo en su preparación con vistas a los Juegos?

No mucho. Seguiré en Barcelona, con José Antonio Castillo, mi entrenador actual. Creo que voy a descansar menos y voy a trabajar con más fuerza y más entusiasmo que nunca. Se ha demostrado que el sistema de entrenamiento que llevamos a cabo en Sant Cugat funciona. Lo que tengo que hacer es tomarme las cosas más en serio.

Francia ha estado a un gran nivel en estos Mundiales. Usted conoció su método porque se estuvo entrenando en Marsella en 2009 y obtuvo sus mejores resultados. ¿Qué hay que copiar del país vecino?

El compañerismo y la rivalidad sana que existe en los grupos de nadadores. Tienen una gran ambición deportiva. Y allí aprendí que no hay que tener miedo a picarse en los entrenamientos, pues son piques sanos, entre compañeros.

Ryan Lochte ha sido el gran triunfador en Shanghai. ¿Qué admira de él?

La perseverancia. Lochte ha sido siempre el segundón de Phelps y, a la mínima que este ha flaqueado, se ha puesto por delante. Pero porque Lochte siempre está preparado. Hay que estar ahí.

¿Será Lochte el gran triunfador en Londres?

No lo sé, pero lo que está claro es que estos Mundiales le han dado un plus de autoestima y confianza.

César Cielo ha ganado dos oros después de dar positivo con un diurético y ser exculpado por el TAS.

Sí. Y yo discrepo de esa decisión. A mí me da igual que hablen de un producto que estaba contaminado: un positivo es un positivo. Y punto. No es convincente lo que han hecho.

Érika Villaécija ya está clasificada para los Juegos en 10 kilómetros, aunque va a intentar también estar en los 800 libre. ¿Qué opina?

Yo creo que tiene que centrarse en los 10 kilómetros y ya está. Que los prepare a saco. Eso es mejor que prepararse mucho y mal.

Los españoles logran grandes resultados en la temporada invernal de piscina corta, pero luego no se traducen en medallas en la de 50 metros.

Eso es cierto. Siempre digo que la piscina corta pasa factura. Hay auténticos especialistas. Son volteadores. Por ejemplo, a Mireia Belmonte se le da muy bien la piscina de 25 metros. Quizá hay que revisar la planificación.