Público
Público

El miedo, motor de campeón

Guardiola reconoce el temor a la derrota como estímulo. El Athletic visita al Barça sin Llorente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Antes de enfrentarse al Barça, todos sus rivales niegan tenerle miedo. Tal vez deberían, vistos los registros de un campeón insaciable que ha marcado 31 goles y ha encajado uno en sus últimos siete partidos, que se supera semana tras semana con un juego cada vez más sublime.

Es, sin embargo, el director de ese éxito sin precedentes quien reconoce el miedo como un motor de sus victorias. El sentimiento que todos niegan ante el monstruo más voraz es, según Guardiola, el que hace más grande al propio monstruo ante sus víctimas.

'Siempre pienso que puede ser hoy el día en que dejemos de ganar. Lo que nos hace más grandes a los atletas, a los deportistas, lo que nos da los niveles más altos de competitividad, es el peligro de perder, el miedo a la derrota', reflexionó el técnico, siempre consciente de que 'un día puede cambiar, un aspecto muy sencillo puede hacer que se deje de ganar o de competir'. 'Las cosas hay que volverlas a ganar. Hablar con el análisis de que ya es el mejor es decir que algo ya está hecho y no, esto no para'.

Ese estado de alerta casi obsesivo inherente en Guardiola no es la única fuente de motivación del Barcelona hoy ante el Athletic. También, como siempre sucede en la Copa, los habituales suplentes de Pep tendrán la oportunidad de reivindicar su cuota de protagonismo, aunque parece imposible que sean capaces de convencerle para tocar una pieza del once habitual en Liga.

Guardiola, sin embargo, los necesita: 'Los títulos, sobre todo, los ganan los suplentes', aseveró el técnico, quien al darles minutos no sólo los mantiene contentos, sino también preparados en caso de que tengan que entrar en rotaciones de Liga y Champions. 'Los necesitamos a todos, no sólo para la Copa, sino también para que cojan confianza y minutos para cualquier otra competición'.

A quienes ven en las rotaciones de Copa una forma de menospreciar la competición, Guardiola les recuerda el año del triplete: 'También íbamos a tirar la Copa hace dos años y la acabamos ganando en el Calderón'. Algunos de ellos vivieron aquella Copa de manera especial y revivirán hoy, ante el Athletic, la final que premió el esfuerzo de algunos suplentes. Bojan, que marcó en aquella final, saboreará su titularidad con la doble satisfacción resultante de haber renovado ayer su contrato hasta 2015. 'Una muy buena noticia para el club y para él', celebró su técnico. En el otro área, Pinto volverá a la titularidad que ostenta siempre en Copa desde que es azulgrana. Otros suplentes, como Adriano o Mascherano, estrenan este año tal condición, pues en sus anteriores equipos eran titulares indiscutibles. El argentino, capitán de su selección, entendió desde el día de su presentación que le costaría ser titular.

En el Athletic, Caparrós tendrá que alinear a suplentes más por obligación que por dar descanso a sus hombres: Llorente y Amorebieta son bajas por lesión. 'Sin Llorente pueden poner a un jugador más dinámico como Susaeta o Muniain', advirtió Guardiola.