Publicado: 24.05.2014 00:01 |Actualizado: 24.05.2014 00:01

Un milagro 'placentero'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al cuarto de hora de uno de los dos partidos más importantes del Atlético en casi dos décadas, todos los colchoneros, comenzando por Simeone y el resto del banquillo, se llevaron las manos a la cabeza. La estrella que sobresale un poco más dentro de ese bloque que está por encima de toda individualidad volvía a caer lesionado, el día que ganaron la Liga los rojiblancos, por segunda vez en mes y medio. Y en el mismo escenario, el Camp Nou, gafe para Diego Costa pero no para su equipo. Se retiró el brasileño llorando y, aunque apareció horas después sonriente e incluso bailando en la madrileña discoteca Kapital, su presencia esta noche en Lisboa en el equipo titular de Simeone roza lo imposible. Por mucho que aparezca de la nada una misteriosa doctora serbia.

Marijana Kovacevic, como dice llamarse esta enigmática terapeuta, asegura en su página web oficial que sus métodos se basan en la regeneración del tejido muscular dañado mediante masajes a mano en los que aplica un gel creado con "diferentes sustancias naturales". Es aquí donde aparece la clave de todo el asunto, el elemento que promete hacer milagros, al que ha apostado todo el delantero de La Roja: placenta de yegua. El resto se parece ya más a un aparato de gimnasia pasiva que a una terapia profesional y contrastada que pueda recuperar deportistas: la aplicación de "un campo electromagnético creado con un corriente de electricidad de alta frecuencia".

Promete, asimismo, Kovacevic que de esta manera puede curar todo tipo de dolencias musculares, como distensiones, roturas (ya sean parciales o totales), hematomas o calcificaciones, y, además, sin que dé positivo en los tests antidopaje. La duración que requiere el tratamiento, según las recomendaciones de esta farmacéutica licenciada en 1987 (así consta en su biografía) es de entre uno y siete días. Comenzó a usar este tratamiento milagro en 2002, aplicando sus "conocimientos teóricos y experiencia en laboratorios".

La curandera serbia asegura haber tratado a más de un centenar de deportistas, la mayoría balcánicos, entre los que se encuentran futbolistas como Iván de la Peña, Albert Riera, Pablo Zabaleta, Kompany (Manchester City) o Ivanovic (Chelsea). Pero el que más llama la atención es Robin van Persie, la estrella del Manchester United y de la selección holandesa que disputará el Mundial de Brasil. Su caso, desde luego, es asombroso. Se rompió en 2009 para dos meses y tras visitar a la serbia consiguió volver a jugar en menos de un mes.

Los especialistas en medicina deportiva no creen que el método de Kovacevic funcione

Sin embargo, el método de la conocida como 'Doctora Milagro' no es ni mucho menos recomendado por los especialistas en medicina deportiva, que muestran su comprensible incredulidad porque el hispano-brasileño logre recuperarse de su dolencia en un tiempo récord de entre tres y cuatro días. Sufre una lesión de grado I en el bíceps femoral de su muslo derecho, lo que implicaría un tiempo de recuperación de dos a tres semanas, tras estar entre 24 y 48 horas en total reposo. 

Novedosa terapia o brujería, el caso es que Diego Costa emprendió el martes un viaje relámpago a Belgrado para visitar a Kovacevic en su clínica y poder estar esta noche en el partido más importante del Atlético en cuatro décadas. "Charlaremos por la noche y, según como se sienta y lo que necesitemos nosotros, actuaremos este sábado", dijo ayer un Simeone totalmente opaco en este asunto ante la insistencia de los periodistas. En el último entrenamiento, al menos, corrió como el que más. Esta noche se sabrá si ha habido milagro o tongo.