Publicado: 21.08.2014 18:44 |Actualizado: 21.08.2014 18:44

Mireia Belmonte consigue la medalla de plata en los 800 libres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 La nadadora española Mireia Belmonte ha conquistado la medalla de plata en los 800 metros de los campeonatos de Europa de natación que se están celebrando en Berlín (Alemania) en una prueba que venció la británica Jazmin Carlin con un crono de 8:15:54, marca de los campeonatos y en la que fue bronce la húngara Boglarka Kapas. Sin embargo, en la prueba de 200 metros estilos el cansancio hizo mella en la catalana y finalizó en la octava posición.

Con esta plata, la nadadora catalana consiguió su tercera presea en el presente campeonato, la segunda en la piscina, después del bronce en la contrarreloj de 5 kilómetros en aguas abiertas y de la plata en el 400 metros estilos del primer día de finales.

A nivel colectivo, con este metal España suma tres en la piscina ya que a las dos de Mireia hay que unir el oro de Duane Da Rocha en el 200 espalda. Tres medallas que se unen a las cuatro de la natación sincronizada -dos platas y dos bronces- para que la delegación española consiga su séptimo metal en lo que va de campeonato a nivel global. Mireia Belmonte, a pesar de tener que afrontar dos finales en apenas 11 minutos, empezó la prueba imponiendo el ritmo. De esta manera, en el primer cuarto de la final, la española pasó en primera posición con un crono de 2:01.59; un ritmo que solo conseguía seguir la británica.

Misma situación que se dio 200 metros después, cuando la de Badalona tocó la pared en 4:07.57, con Carlin pegada a ella. Fue en la segunda parte de la competición cuando la nadadora británica cambió el ritmo de la prueba, una intensidad de brazada que fue demasiado para Mireia Belmonte, teniendo en cuenta que apenas unos minutos después competía por otra medalla en el 200 estilos, y finalizó seis segundos más tarde que Carlin, al tocar la pared en 8:21.22.

En la siguiente prueba, el cansancio de la de Badalona se hizo patente antes de lanzarse a la piscina, cuando la cámara enfocó las manos temblorosas, fruto del esfuerzo, de Belmonte mientras se secaba rápidamente el bañador y la cara. La ganadora de la prueba fue la húngara Katinka Hosszu, mientras que Mireia finalizó en la última posición.