Público
Público

Mireia vuelve a hundirse

Belmonte, eliminada en 200 mariposa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mireia Belmonte no cuaja. La nadadora barcelonesa, sin duda la promesa más importante de la natación española desde que se proclamara campeona de Europa absoluta de 200 estilos con 16 años, ha vuelto a hundirse en Roma.

Este miércoles por la mañana tomaba la salida en las eliminatorias de los 200 mariposa. La lógica dictaba que debía clasificarse sin demasiados problemas para las semifinales. Partía con el octavo mejor tiempo de todas las participantes y el asequible objetivo consistía en alcanzar en estar entre los 16 mejores cronos. No lo logró: se hundió en un oscurísimo puesto 26º.

En lugar de refrendar o mejorar el crono de 2:06.90 que logró en los Juegos Mediterráneos hace un mes, Mireia se atascó y terminó en 2:11.55. Un hundimiento de casi cinco segundos.

Mireia ya había comenzado mal en Roma. El domingo disputó las eliminatorias de los 200 estilos y logró el 22º mejor tiempo. También quedó apeada de semifinales y se apresuró a desviar el tiro. 'No entiendo que la federación no haya convocado a mi entrenador, Carles Subirana, para viajar a Roma con nosotros', declaró aún caliente tras su primer fracaso en la piscina.

En la selección española Mireia se ha ganado un aura de nadadora imprevisible, irregular, enigmática. Alterna actuaciones decepcionantes, en Pekín no fue capaz de acceder a ninguna final con cronos inesperados, como su récord mundial en piscina corta (400 estilos).

Incluso sus compañeras de entrenamiento en el CAR de Sant Cugat parecen conocer pocos detalles de Mireia. 'La verdad es que no te puedo hablar mucho de ella. Es verdad que se entrena en la misma piscina que yo, pero no sé nada de ella, ni siquiera sé si está en forma', afirmaba Erika Villaécija a Público hace unos meses.

La nadadora del C.N. Sabadell apenas quiso hablar después de su decepcionante actuación en la Piscina Olímpica del Foro Itálico . 'La serie ha sido muy rápida y no podía ir con ellas: No me encontraba bien y ya está', señaló. Preguntada si en la prueba que le resta, los 400 estilos, iba a competir a un mejor nivel, contestó: 'no lo sé, creo que sí, pero no lo sé'.

Quizá la única esperanza está en las palabras de Aschwin Wildeboer, que reconoció a Público que habla a menudo con Mireia 'aunque no de natación'. El espaldista afirma que Belmonte es imprevisible 'porque hay campeonatos que los comienza muy mal, y de repente se transforma y lo hace estupendamente'.