Público
Público

Mirotic se hace mayor y da el oro España

España gana el Europeo sub-20 tras ganar a Italia (82-70)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mirotic ya era grande 2,09 de estatura, jugador revelación en las pasadas ACB y Euroliga, bronce en el Europeo sub-20 de 2010, pero ayer acabó de hacerse mayor. Y de oro. La selección española se colgó el primer título europeo sub-20 liderada por el montenegrino nacionalizado, el mejor anotador de la historia de la competición: ayer, 29 puntos y 26,8 de promedio.

La atosigante defensa de Italia dificultó mucho que España se metiera en el partido. Enseguida dispuso el técnico rival un dos contra uno sobre Mirotic y, consciente de que al intercambio de puntos tenían las de perder, su equipo planteó un partido trabado y de baja anotación, forzando constantes pérdidas y faltas y dificultando los contraataques españoles.

La cosa, de todos modos, se le había puesto fea a España ya en el primer minuto, al recibir Sastre un codazo intencionado de Gentile en la nariz. Talentoso y hábil, Gentile es el líder de Italia, pero sus fallos le han condenado en los dos encuentros del Europeo ante España y la violenta acción de ayer le retrata. Sastre sangró de forma abundante y, aunque finalmente no fue nada grave, le tuvieron que dar puntos. Se mareó cuando intentó jugar en el segundo cuarto y no reapareció durante el resto del encuentro.

El primer cuarto fue de Italia, que alcanzó una máxima diferencia de cinco puntos (13-8, min. 7). Pero en el segundo llegó la reacción española de las manos de Mirotic, que dio un nuevo recital de movimientos y de tiro en la zona, y también desde el perímetro, donde la selección no había despertado.

Retomada la ventaja , España empezó a crecer y a correr. Si el escolta Barrera había sido de gran ayuda a Mirotic para la reacción, el explosivo base Franch acabó de elevar a la selección y de revolucionar el encuentro. Los triples de Tomàs, Jódar y Pozas contribuyeron a que España se estabilizara en ventajas de unos diez puntos.

Llegaron los problemas con las lesiones de Simeón y de Llovet que jugó una semana después de ser operado de la rodilla, pero Mirotic se seguía comiendo al rival y en el último cuarto, pese a un parcial en contra de 9-0, España siguió mandando hasta coronarse con el oro.