Público
Público

"Mis jugadores me tranquilizarán"

Del Bosque confía plenamente en el talento de sus jugadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hechiceros, peluqueros, jugadores de cartas, todo cabe en una final de un Mundial. A Van Marwick, el calculador seleccionador holandés, campeón del mundo con su padre de una especie de póquer holandés, le avisaron al principio del campeonato de que un hechicero surafricano llamada Zangouda había anunciado que Holanda sería campeona del mundo. 'Tengo que reconocer que al principio no hice caso, pero después, cuando me he visto en la final, sí que he pensado en el hechicero', aseguró.

'Llevo dos años en el cargo y siempre pensé que me gustaría jugar contra España. Ambas selecciones queremos jugar un fútbol atractivo, pero a España le ha salido mejor que a nosotros', opina el entrenador holandés, que insiste en su idea colectiva: 'Quiero recalcar que estamos hablando de equipos, no de individualidades. Holanda y España, ante todo somos dos equipos'.

'No hay nada más grande que una final de un Mundial, así que ahora sí puedo decir que es el partido más importante de mi carrera, me hubiera gustado más como jugador, pero tengo que aceptarlo como entrenador'. A medida que España tenía que subir un peldaño, Del Bosque huía hacia el siguiente cuando le preguntaban si estaba ante la cita más importante de su carrera. 'Espero que sea el próximo', respondía. Ya no hay más. Roza el cielo: 'No estoy nervioso, creo que dormiré bien. Cuando el partido esté a punto de empezar algo notaré, pero seguro que mis jugadores me tranquilizarán cuando tengan el balón'. Del Bosque no espera una Holanda reservona: 'No creo que en la final ante nosotros cambien el guión, ni que especulen elaborando demasiado, ellos tiene un fútbol muy vertical con jugadores rápidos arriba'.

Casillas sí reconoce que la cita le tiene más excitado de lo habitual: 'Tengo mariposas en el estómago. Hemos llegado hasta la final, pero ni nosotros ni el país que tenemos detrás se conforma con la final. Estamos aquí para ganarla'.

'Tengo ganas de que empiece ya el partido, de competir. No creo que la batalla esté sólo en el medio del campo, aunque la clave estará en la posesión. Trataremos de hacer nuestro juego combinativo, es un orgullo que toda España se identifique con este juego', decía Xavi, que reconoció que no tienen previsto 'ningún corte de pelo'. 'Holanda querrá la pelota, pero lo tendrá difícil. Alemania no renunció a su estilo contra nosotros, lo que sucedió es que les hicimos replegarse porque les quitábamos rápido el balón y no lo perdíamos', explicó Villa, que hablaba con desgana, como si le molestara perder la concentración de cara a un día inolvidable'.