Publicado: 26.06.2014 21:13 |Actualizado: 26.06.2014 21:13

Casi la mitad de los brasileños desaprueba las manifestaciones contra el Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 45,8% de los brasileños desaprueba las protestas contra el Mundial de fútbol Brasil 2014, mientras un 34% las respalda, según una encuesta encargada por el Gobierno y divulgada hoy en Río de Janeiro.

Las cifras suponen un vuelco a las registradas en 2013 cuando aprobaban las manifestaciones contra la Copa Confederaciones el 45,8% de ciudadanos y las desaprobaba el 25,7%.

El sondeo, realizado entre 3.200 personas en todo el país, fue presentado por el ministro de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de Brasil, Marcelo Neri, en una rueda prensa.

La encuesta mostró que el 51% de los brasileños que protestó durante la Copa Confederaciones el año pasado tenían edades comprendidas entre los 15 y los 29 años, y que el 93% declaraba tener un papel activo en las redes sociales.

Pese a que las organizaciones sociales que critican los altos gastos públicos en un evento deportivo privado y alegan que los recursos habrían sido mejor invertidos en salud y educación han convocado varias manifestaciones durante el Mundial, pocos brasileños han salido a la calle a protestar desde que comenzó la competición, el 12 de junio pasado.

Uno de los principales temores del Gobierno era que en el Mundial se repitieran las multitudinarias manifestaciones que sacudieron Brasil a mediados de 2013, cuando millones de personas en cientos de ciudades marcharon por mejores servicios en educación y salud en el país en coincidencia con la Copa Confederaciones de la FIFA.

Las manifestaciones convocadas en las últimas dos semanas tan sólo han conseguido reunir a entre 100 y 300 personas en pocas de las doce sedes mundialistas y hasta ahora no han afectado el Mundial.

Neri atribuyó el descontento de la población que origina las protestas a los "tropiezos en el mercado de trabajo", los problemas de movilidad urbana y sobre todo de "las altas expectativas de felicidad de los brasileños que derivan con facilidad en frustración".

El titular de Asuntos Estratégicos se mostró optimista acerca del impacto del Mundial en el país. "No tengo dudas de que el gran beneficio del Mundial es subjetivo y que deja un enorme legado de infraestructura", declaró Neri.