Público
Público

Mónaco corona rey

Sneijder y Forlán se juegan buena parte del Balón de Oro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más cómodo frente a retos exigentes que ante empresas menores, al Atlético no le asusta el Inter. La batalla entre el mejor equipo del pasado curso en el Viejo Continente y el campeón español de la primera edición de la Liga Europa suena desigual, pero los italianos no se fían. Saben del volátil carácter rojiblanco y, sobre todo, temen el estado de gracia de Forlán. El estadio Luis II, así nombrado en honor al rey de Mónaco durante cuyo reinado se fundó el club de fútbol del pequeño principado centroeuropeo, corona esta noche al mejor club europeo de la temporada 2009-10 y, probablemente, al más destacado futbolista. Sneijder y Forlán se disputan un título y una porción considerable del próximo Balón de Oro.

Como marca el guión, ambos huyen del protagonismo individual, pero el holandés del Inter se deshizo ayer en elogios hacia el uruguayo. 'Es un jugador de mucha calidad y lo ha demostrado con todas las camisetas. Tira bien con ambos pies y será un peligro público', avisa en una entrevista publicada ayer en La Gazzetta dello Sport.

Primer examen de altura para el reforzado grupo de Quique

Tras flirtear durante el verano pasado con el Real Madrid y menospreciar luego la grandeza del Atlético, Forlán (31 años) parecía condenado a abandonar el club rojiblanco por la puerta de atrás. Sin embargo, sus goles fueron vitales en la consecución, 48 años después del último, de un título europeo. Lanzado, el delantero firmó un Mundial espléndido con Uruguay. La selección celeste suramericana terminó cuarta, y él fue nombrado mejor jugador del torneo tras marcar cinco tantos.

Entre otros, Forlán se impuso en la votación final de Suráfrica a Sneijder (27 años), subcampeón con Holanda y autor también de cinco goles. El centrocampista y sus compañeros cayeron ante la calidad de La Roja y ello le impidió completar un año de ensueño. En agosto de 2009 fue empujado de mala manera a dejar el Real Madrid 'Lo que ha pasado conmigo es una cosa muy rara. El míster (Pellegrini) dice que cuenta conmigo pero hay gente en el club que no. Es algo muy fuerte lo de este equipo', manifestó y aterrizó en Milán. Nueve meses más tarde se proclamó campeón de Europa, paradójicamente en el Bernabéu, y completó así un triplete (Liga y Copa de Italia) que ya ha engordado con la reciente Supercopa del país transalpino y que hoy, con permiso de Forlán, intentará alargar aún más.

Benítez, nuevo entrenador del Inter tras el fichaje de Mourinho por el Real Madrid, hace extensible al Kun, compañero del uruguayo en la delantera, la advertencia sobre el poderío ofensivo del Atlético: 'Forlán y Agüero son un problema para todos las defensas'.

El Atlético mide el alcance del nuevo proyecto que lidera Benítez

El entrenador interista vivirá un duelo especial. Madrileño y formado en la cantera del Real Madrid, Benítez tuvo ayer un recuerdo muy especial para su padre, seguidor confeso del Atlético. 'Para mí siempre es un aliciente bonito enfrentarse al Atleti', confesó. Los dos equipos, además, se enfrentan al reto de conquistar un título inédito en la historia de ambos clubes.

El Atlético examina el proyecto de Benítez y medirá sus propias fuerzas. Es la primera cita de altura del nuevo grupo de Quique Sánchez Flores, reforzado con Filipe Luis, Godín o Fran Mérida, entre otros. 'Tenemos la oportunidad de jugar ante el mejor equipo de la temporada pasada. Siempre que nos hemos enfrentado a rivales de tanta envergadura, hemos demostrado que estamos al nivel, no queremos ser comparsa', declaró ayer el técnico rojiblanco. Quieren ser los reyes de Europa.