Público
Público

Monjes Shaolin se unen a la fiebre mundialista y crean un club de fútbol

"Me preguntaba si las habilidades que hemos aprendido nos ayudarían a jugar", dice un joven monje guerrero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En 2001, la exitosa película Shaolin Soccer contaba la historia de unos monjes expertos en kung fu que deciden usar sus técnicas sobrehumanas para jugar al fútbol, y la historia parece haberse hecho realidad ahora, ya que un grupo de monjes ligados al famoso monasterio de Shaolin ha decidido crear un equipo para la práctica de este deporte.

La idea surgió de Li Lin, un joven de 17 años formado en disciplina zen y kung fu en la escuela Tagou de la ciudad de Zhengzhou, en la provincia central de Henan (donde se encuentra el mítico monasterio de Shaolin).

'Me preguntaba si las habilidades que hemos aprendido nos ayudarían a jugar', contó al diario China Daily el joven monje guerrero.

'Me preguntaba si las habilidades que hemos aprendido nos ayudarían a jugar' El mismo periódico oficial muestra hoy imágenes de los jugadores, vestidos como luchadores de kung fu y dando patadas al balón en las más inverosímiles posturas.

El club se entrena cuatro horas cada fin de semana y a su cargo está Wang Xiaobo, un profesor de educación física en la escuela.

Li y otros jugadores del equipo reconocen haberse inspirado en el Mundial del fútbol, ya que siguen muchos partidos, aunque el principal héroe del fundador del club ni siquiera estuvo convocado para la Copa del Mundo (David Beckham).

Sin embargo, fuentes del Templo de Shaolin, que se encuentra a unas decenas de kilómetros de la escuela donde ha nacido este original club, aseguraron que a los monjes no se les permite ver partidos del torneo, ya que éstos se juegan a altas horas de la noche y la disciplina monástica establece que los acólitos han de dormir pronto.

No obstante 'pueden informarse (sobre el Mundial) en Internet', señaló la misma fuente, citada por China Daily.