Público
Público

"En Montjuïc me despido de los 1.500 metros"

Reyes Estévez, campeón de Europa de 1.500 metros en 1998

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Vive su última juventud. Reyes Estévez (Barcelona, 1976) puede hacer historia la próxima semana. Jamás un mediofondista ha sido capaz de revalidar un título 12 años después. El atleta catalán, a pesar de haber sido tercero en los Nacionales, sólo piensa en ganar la medalla de oro. La cita es en el Estadi Olímpic de Montjuïc, donde el año pasado se proclamó campeón de España.

El 1 de agosto finalizarán los Campeonatos de Europa y al día siguiente usted cumplirá 34 años. Son muchos para un mediofondista.

Se dice pronto. Pero yo eso lo valoro. Llevo muchos años en la élite, fui campeón de Europa en 1998 y pienso que estos campeonatos, en mi ciudad, van a ser un gran escaparate para mí.

¿Hasta cuándo en los 1.500 metros?

¡Hasta la próxima semana! En Barcelona, en estos Europeos, me despido de los 1.500 metros. No volveré a correr esta prueba con la selección española. Es el momento de cambiar de objetivos.

Supongo que subirá de distancia, a los 5.000 metros. O incluso a los 3.000 obstáculos.

Sí. Correcto. Voy a cambiarme a una de esas dos distancias. Pero aún no voy a decir a cuál. Y tendré que hablar despacio con mi entrenador después de los Europeos para analizar el futuro.

¿En qué momento de forma llega a estos Europeos?

Muy bueno. La verdad es que yo he preparado toda la temporada pensando en los Nacionales, porque era la prueba clave para poder ir a los Europeos. Me vi muy bien en las dos carreras de Avilés y he cogido mucha confianza. Llegué con mucha fuerza en la final a los últimos 200 metros y aunque tuve un percance con Diego Ruiz, que se abrió y luego se cerró, me vi muy bien en los últimos metros.

¿Cuánto pesa?

73,200. Estoy muy fino pero no hay que abusar. A Pekín fui con 72 kilos y enfermé. Si te pasas, te debilitas: pierdes defensas.

¿Hizo alguna preparación en altitud este año antes de los Campeonatos de España?

No. Estuve todo el tiempo en Madrid.

¿Cuáles son sus aspiraciones para estos Europeos?

Yo voy a ir a por todas. Pero hay que ir por partes. Hay que superar dos rondas eliminatorias para llegar a la final. Ese es el primer objetivo.

¿Teme algún rival en concreto?

Hombre, hay dos ingleses [Baddeley y Lancashire] que han corrido en 3:34 y encabezan el ránking europeo. En teoría son los favoritos pero luego a lo mejor no tienen la velocidad final necesaria en una carrera táctica y nos sorpende un tío de 3:38 que sea rápido al sprint.

Manolo Olmedo y Arturo Casado, dos españoles, van a ser sus otros dos rivales de peso. ¿A cuál de los dos teme más?

A los dos por igual. Casado es un gran estratega, un gran corredor y será peligroso si la final se corre a un ritmo rápido desde el principio. Por el contrario, creo que Olmedo será muy difícil de batir en una prueba lenta.

Higuero es el gran ausente. Y se ha quejado de que no han valorado su historial a la hora de decidir la selección española.

Yo ahí no entro. El que hace las selecciones es el responsable. Yo hice mi campeonato en Avilés y no quiero valorar nada más.

¿Qué crono hará el campeón de 1.500 metros?

3:38.

¿Le conviene ese ritmo?

Cuando estás en forma cualquier ritmo te va bien.

¿Va a continuar usted hasta los próximos Juegos Olímpicos?

Sí, sí. Mi objetivo es competir en Londres. Sólo faltan dos años.

La victoria de Olmedo en el campeonato de España demuestra que hay renovación en los 1.500 metros, ¿no?

Sí. La verdad es que da gusto porque hay mucha cantera en esta prueba. Me gustó mucho en Avilés Kevin López, que ganó el 800 y no corre mal los 1.500 metros. Me sorprendió gratamente. Y está también David Bustos, otro joven con mucha clase.

Pero lo van a tener muy difícil para, año a año, ser de los tres seleccionados.

Claro. Ese es el problema. Han sido buenos juniors, pero ahora van a tener los años difíciles, esos años en los que a lo mejor no logran entrar en el equipo nacional. El milqui es muy duro.

¿Logrará España superar en Barcelona las 15 medallas de 2002?

Uf. Son muchas. Pero contamos con el factor campo. Y te creces. Para mi será muy emocionante. Es mi ciudad, donde me he criado. Y no firmo el bronce ni la plata.