Público
Público

Mou, al ritmo de Guardiola

Los técnicos de Madrid y Barça comparten la racha de triunfos consecutivos, 11, y una estadística excepcional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más allá del circo mediático alimentado demasiadas veces por el propio José Mourinho, los entrenadores de Real Madrid y Barcelona se respetan. Porque se conocen y porque los resultados cantan. Mou y Pep Guardiola coincidieron durante la recordada pertenencia del portugués al cuerpo técnico azulgrana (de 1996 a 2000). El sábado, el Madrid, bajo la batuta del técnico luso, encadenó la undécima victoria en otros tantos encuentros de Liga y Liga de Campeones disputados desde el 24 de septiembre.

La racha, siendo importante en sí misma, tiene valor especial por igualar la obtenida por Guardiola, casualmente en su segunda temporada al frente del Barça, la misma que afronta Mou de blanco. Desde el 16 septiembre al 1 de noviembre de 2008, Pep cosechó exclusivamente triunfos: 11. En esa temporada 2008-09 el técnico catalán y sus futbolistas fueron más allá y firmaron el récord de victorias consecutivas en Liga, 16.

El conjunto de Mou suma ocho triunfos ligueros seguidos, la mitad de los logrados por el Barça de Guardiola y siete menos que el Madrid de Di Stéfano, que en la temporada 1960-1961 encadenó 15.

Desde que empató a cero en Santander, el Madrid se remangó y ha obtenido los siguientes resultados correlativos: Rayo (6-2), Ajax (3-0), Espanyol (0-4), Betis (4-1), Málaga (0-4), Olympique de Lyon (4-0), Villarreal (3-0), Real Sociedad (0-1), Olympique de Lyon (0-2), Osasuna (7-1) y Valencia (2-3). Una serie espectacular que le llevó a sellar con suficiencia su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones y le sitúa como líder de la Liga, con tres puntos de ventaja sobre el Barça, algo nunca visto desde que Pep es entrenador culé.

Más allá de rachas, los números de ambos entrenadores son excepcionales. Explican la diferencia entre los dos grandes clubes y el resto de participantes en la Liga, y responden al porqué de la apabullante hoja de servicios que presenta el Barça de Guardiola: 12 de 15 títulos en juego.

El entrenador de Santpedor cuenta con el mérito de mantener tan excelente estadística después de cinco temporadas y 203 partidos. Resulta inaudito sostener semejante ritmo durante tanto tiempo. Acreditar un 72% de victorias (146) y más de medio millar de goles, 507 2,5 de media cada 90 minutos, sólo está al alcance del que es un equipo de leyenda, considerado por muchos el mejor de la historia del fútbol.

Esos calificativos no arredran a un tipo como Mouri-nho. Al contrario, le espolean. Saberse embarcado en un reto gigantesco le ha hecho exprimir al máximo su plantilla. Le faltan más títulos el año pasado le ganó al Barça la final de Copa (0-1), pero los números ya cuadran.

Así, el Madrid del entrenador luso tiene mejores porcentajes que el Barça en victorias (58, el 75%) y goles anotados por encuentro (203; 2,6). Y, curiosamente, está cuatro décimas por debajo en cuanto a tantos encajados. Mientras que Mou, con fama de conservador, recibe 0,75 (58 en total) cada vez que juega, Guardiola encaja 0,71 (145). El Barça saca provecho de su abrumadora posesión de la pelota, otro concepto que el Madrid del segundo año del luso comienza a imitar cada vez más. Todo sea por seguir el ritmo que marca Pep.