Público
Público

A Mou le avalan los precedentes

El luso siempre pasó ronda tras un 1-1

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni el Real Madrid ni su técnico saben lo que es caer eliminado de la Liga de Campeones después de un 1-1 en la ida. El portugués sólo tiene dos precedentes, pero ambos le son favorables. Coincidieron de manera consecutiva y en el banquillo del Chelsea en la temporada 2006-2007: superó en octavos al Oporto (2-1) en Stamford Bridge tras sacar un resultado idéntico al del pasado martes ante el Lyon. A continuación, hizo lo propio en cuartos contra el Valencia (1-2), esta vez después de haber firmado el 1-1 en casa en la ida. Es decir, con más mérito aún. Eso sí, los otros dos antecedentes más cercanos en los que Mourinho ha empatado en la ida de una eliminatoria europea ha sido apeado de la competición. Le sucedió al mando del Inter en la temporada 2008-2009, al caer en octavos en Old Trafford por 2-0 después de un 0-0 en el Giuseppe Meazza. También fue eliminado en la campaña 2004-2005, pero en semifinales, al no valerle el 0-0 de la ida para superar al Liverpool, que le ganó 1-0 en la vuelta en Anfield.

Está claro, de todos modos, que un empate con goles a domicilio es mucho más favorable de cara a una vuelta en casa por el valor doble de los tantos, si bien Mourinho también sabe lo que es pasar de ronda después de un empate a cero a domicilio. Lo sufrió en sus carnes el Depor, a costa del cual Mourinho alcanzó su primera final de la Champions. Fue gracias a un 0-1 en Riazor, en 2003, como técnico del Oporto.

En el caso del Madrid, ocho precedentes le invitan a ser optimista. Son las veces en las que ha salido victorioso tras conseguir un 1-1 a domicilio. Los casos más recientes se dieron en el año 2003-2004, cuando un gol de volea de Zidane en el Bernabéu les envió a cuartos, curiosamente por última vez en su historia. Otro equipo alemán, el Leverkusen, encajó un 3-0 en el Bernabéu tras un 1-1 allí. La plena eficacia dice que un empate a uno a domicilio es un gran resultado.