Público
Público

Mou no enmienda a Pepe

El técnico no reprocha a su jugador el pisotón a Messi porque considera que lo hizo involuntariamente 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mourinho tiene un estilo propio y las derrotas contra el Barcelona no lo van a cambiar. Con un micrófono delante es material inflamable, un hombre de filosofía contestataria y al que no le cuesta diseñar un mundo radicalmente opuesto a todo lo que piensan los de su alrededor. En la previa contra el Athletic lo volvió a demostrar.

Es el caso de Pepe. El defensa del Madrid se ha colocado, una vez más, en el ojo del huracán después de desplegar ante el Barça su enorme repertorio de salidas de tono. Es difícil justificar la actitud del luso, pero Mourinho puede con eso y con más. 'El jugador ha hablado, para mí basta. Si Pepe dice públicamente que es intencionado y me lo dice a mí, me molesta de verdad. Pero ha dicho que no es intencionado y yo le creo. Si alguno de vosotros piensa que es un mentiroso, como tu compañera, que lo diga. No hagamos de esto una historia interminable, hagamos una historia normal. ¿Dudas? Pues díselo a él', comentó el técnico. La realidad, sin embargo, deja poco espacio a preguntar a Pepe, pues desde que Mourinho es el técnico los jugadores tienen constreñidas las opciones de hablar con los medios.

El argumento del técnico está en que el defensa ha pedido perdón y ha dicho que no tuvo intención en el pisotón a Messi. Como puya al máximo rival quiso recordar una situación del pasado, cuando Busquets supuestamente profirió insultos racistas a Marcelo: 'No he visto que la temporada pasada vosotros dudarais de un jugador que tuvo comentarios racistas y él dijo que no. Toda la gente se ha creído que era verdad, incluso la UEFA. Ahora Pepe dice que no es intencionado...'. El polémico central es duda para el encuentro por unas molestias físicas, aunque sí está incluido en la convocatoria.

Más allá de la polémica, Mourinho reafirma sus impresiones del encuentro con el Barça: 'La victoria tiene muchos padres, la derrota sólo uno, que soy yo'. Lo asume con naturalidad pero sin dar más datos. La explicación de la derrota tuvo que ver con el balón parado, pues así llegó el gol de Puyol. 'La estadística está ahí, en 2012 hemos encajado dos goles contra el Málaga, uno en Mallorca y otro contra el Barcelona, son demasiados. He trabajado antes del partido contra el Barcelona los balones defensivos y hemos encajado un gol', comentó el técnico. Más curiosa es la manera de solventar esos fallos: 'Para intentar no perpetuar el error, a veces la mejor estrategia es no estar encima'.

Todo el revuelo es incomprensible para Mourinho, que insiste una vez más en que el clásico, para él, no es cuestión de vida o muerte: 'Solo me jugaba la alegría del jueves. Llega otro partido y en el fútbol quien perpetúa la tristeza o hace interminables los momentos de alegría tiene problemas. Yo no. Cuando tengo momentos buenos intento trabajar para tener más y cuando tengo malos no me quedo en casa llorando'.

El rival de hoy, el Athletic, quedó casi como una nota a pie de página entre tanta vorágine del clásico. Mourinho, que no podrá contar con Di María ni Khedira, ambos lesionados, quiso elogiar a los de Bielsa: 'Siempre es un buen equipo el Athletic, con buenos jugadores. Un equipo con ambición, en el primer cuarto de la tabla y que aspira a más'.