Público
Público

'Mou' no juega con niños

El luso desliza que, por respeto, no habría actuado como el Barça en la Supercopa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mourinho está cómodo ante los medios. Contesta con pausa, pero no recurre a la palabrería. Sus frases llevan siempre mensaje. Ayer habló de fichajes, de amistosos, del equipo y, de paso, dejó recados a Guardiola y a la prensa.

Empezó su intervención alabando a los suyos: 'Estoy muy contento con los jugadores que tengo a mi disposición'. Poco después, sin embargo, apuntaba a las cosas que aún deben mejorar. 'No somos todavía un equipo tácticamente', afirmaba poco antes de volver a loar la mentalidad de sus jugadores. Toda esta respuesta para responder si necesita fichar un central por las lesiones, una especificidad que abordó después: 'No soy un entrenador preocupado que está presionando a su estructura directiva para traer algún jugador'. Aunque reconoció que la lesión de Garay es 'un grandísimo riesgo', afirmó poder tirar con lo que le queda, como también cree suficiente lo que hay en la delantera. Eso no quiere decir que no haya más fichajes: 'Mientras no se cierre la puerta del mercado es como la del Far West, se puede entrar y salir'.

Cuando Mourinho no está de acuerdo con algo no duda en expresarlo. Al luso no le gustó ser peguntado por el estilo defensivo y a la contra que exhibieron los blancos contra el Bayern y así lo manifestó: 'La prensa es igual en todos lados, la gente sólo ve lo que quiere ver y es más importante eso que la realidad'.

'Es el único partido de la pretemporada que no he podido cambiar y el Bayern está a tope'

Y negó que el partido de Múnich fuera el espejo en el que mirarse: 'Es el único partido de la pretemporada que no he podido cambiar y el Bayern está a tope', comentó. Eso sí, la pregunta le sirvió para dejar un recado a Guardiola: 'Teníamos dos opciones, una era no respetar el nombre y el prestigio del Real Madrid, del Bayern y de un inmortal del fútbol como es el señor Beckenbauer y jugar con un equipo sin los jugadores más importantes, con muchos niños y jugadores que no van a la selección y salir con una derrota por dos, tres o cuatro. Otra era hacer lo que hemos hecho que es un sacrificio no positivo'.

Mou intentó, a pesar de todo, contradecir la idea de que su equipo fue a remolque y enumeró 'siete ocasiones clarísimas' una a una. Y relativizó la heroicidad de Casillas: 'Está aquí para parar, por eso es el mejor del mundo'.

Sólo fueron seis preguntas, pero a Mourinho aún le dio tiempo a dar otra estocada a Guardiola ('yo soy un entrenador normal, no diré no a la posibilidad de tener un gran jugador'), decir que no vio la ida de la Supercopa porque Sevilla y Barcelona aún quedan lejos en el calendario, dejar caer que Kaká puede no estar disponible hasta enero o dar la alineación (llena de suplentes) para el partido del martes contra el Lieja.