Público
Público

Mourinho se cansa de Abramovich y huye del Chelsea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El entrenador portugués José Mourinho ha rescindido el contrato que le unía al Chelsea de 'mutuo acuerdo' y será sustituido por Avram Grant y Steve Clarke. El empeoramiento de la relación entre el luso y el dueño del Chelsea, Roman Abramovich, han precipitado la marcha, por la podría recibir una compensación cercana a los 25 millones de libras, más de 35 millones de euros, según la BBC.

La cadena británica nombra a Avram Grant, su sucesor, como el hombre que presionó al portugués. Mourinho tiene aún un contrato de tres años más con el club londinense por el que se cree que percibe una cantidad cercana a los 7'5 millones de euros.

Los abogados de ambas partes trabajan en una indemnización que incluirá cláusulas de confidencialidad, con las negociaciones muy avanzadas, según la BBC. Según el canal británico de noticias, Mourinho se encuentra 'aliviado' tras su salida. 'Mourinho se ha sentido atrapado por las exigencias que venían de arriba. Se ha sentido bajo presión por aquellos que estaban en el banquillo, concretamente el hombre que lo ha sucedido, Avram Grant'.

Grant asumirá desde hoy al primer equipo junto a Steve Clarke. 'El club está encantado de que en Avram tengamos a un hombre experimentado que pueda llegar de forma inmediata en estos momentos de dificultad para ayudarnos a conseguir los objetivos', expresa el comunicado. La entidad muestra su 'total confianza y apoyo a ambos', destacando que Clarke será 'una parte crucial en la dirección técnica del equipo'.

Una carrera de éxitos en Londres con suspenso en Champions

Mourinho llegó a Londres en la temporada 2004-2005 para conducir al Chelsea a dos títulos de la 'Premier League' consecutivos en sus dos primeros años, dos Copas de la Liga (2004-05 y 2006-07) y una Copa inglesa (2007), dominando el fútbol británico hasta la nueva irrupción el pasado año del Manchester United, último campeón de Liga.

El luso, que el pasado 4 de mayo de 2005 había firmado la renovación, ha tenido su asignatura pendiente en la Liga de Campeones, siendo apeado dos veces en las semifinales por el Liverpool (2005 y 2007), y en los octavos por el FC Barcelona (2006) y el empate en el estreno (1-1) de esta temporada ante el Rosenborg ha precipitado su salida.

Por su parte, Grant, de 52 años, que llevó a la selección de Israel al Mundial de 2006, y también entrenó al Maccabi de Tel Aviv y al Maccabi Haifa, es amigo personal del propietario del club londinense, Roman Avramovich, y llegó al Chelsea el pasado verano, en una decisión que no fue muy del agrado de Mourinho.

Clarke era ya ayudante del entrenador luso, aunque el club no confirmó expresamente si será asistente o tendrá la misma responabilidad que Grant, ni si su nombramiento es temporal, de cara al duelo de este fin de semana ante el Manchester United o si su cargo es a largo plazo.