Publicado: 09.12.2015 23:15 |Actualizado: 09.12.2015 23:15

Mourinho puede con Casillas

El Chelsea del portugués vence al Oporto (2-0) para clasificarse y dejar fuera a los dragones. El Arsenal también logra billete a octavos de Champions al vencer al Olympiacos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Mourinho, durante el partido ante el Oporto. Reuters / Eddie Keogh

Mourinho, durante el partido ante el Oporto. Reuters / Eddie Keogh

El Chelsea doblegó (2-0) con autoridad este miércoles al Oporto para cerrar su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones, condenando al conjunto de Iker Casillas a la Europa League, mientras que el Arsenal hizo los deberes con su triunfo (0-2) en casa del Olympiacos en la última jornada de la primera fase.

Todo el morbo, por el cruce Iker-Mou, y la emoción de un duelo entre dos campeones de Europa se quedó lejos de la realidad que deparó Stamford Bridge. Los de Julen Lopetegui decepcionaron y se vieron superados por un Chelsea que apenas sufrió. Los de José Mourinho manejaron un decisivo encuentro que les mandó a los cruces que se sortearán el próximo lunes como primeros del Grupo G.

Si se cumplía lo esperado en el otro encuentro, un Dynamo-Maccabi Tel Aviv a puerta cerrada que terminó con victoria de los de Kiev (1-0), al Oporto solo le valía la victoria para no salir de la segunda posición. Con Diego Costa de nuevo en la titularidad, y Ramires y Matic en el centro del campo, Mourinho se hizo fuerte en casa y dejó sin ideas al rival.



El de Lagarto buscó las cosquillas a todos sus defensores, desquiciando por doquier incluso a su capitán en la selección española. Zancadilla del delantero al portero que terminó con ex del Atleti amonestado. Tras un amago de dominio visitante, el conjunto inglés se hizo dueño del encuentro y, en el primer mano a mano de Costa con Casillas, el meta paró pero el rechace rebotó en Marcano hasta el gol.

Con la urgencia en los de Lopetegui, el Oporto apenas reaccionó y el Chelsea tuvo el segundo en las botas de Oscar y de Diego Costa justo antes del descanso, en una acción que desvió bien Casillas. Los dragones dieron un paso al frente, pero los huecos en defensa terminaron por suponer el segundo, después de perdonar una primera ocasión, por medio de Willian en la reanudación.

Por su parte, el Arsenal acompañará a sus vecinos ingleses con el segundo puesto que logró cerrar en el Grupo F. Con el primer puesto para un Bayern de Múnich que rubricó la fase inicial con un 0-2 sobre el Dinamo Zagreb con un doblete de Lewandowski, los gunners se la jugaban con Olympiacos con la obligación de mejorar el 'goal average' del 2-3 en el Emirates.

Tres goles de Olivier Giroud lograron que el Arsenal alcanzara los octavos de final por decimosexto año consecutivo, sin echar de menos las importante baja del español Santi Cazrola y rubricando un gran partido ante el Olympiacos (0-3). Los de Arsène Wenger saltaron con las ideas claras y asaltaron la capital griega rompiendo el gafe de las tres últimas visitas a El Pireo.

Además, el Valencia se quedó fuera de la Champions después de sucumbir (0-2) ante el Lyon. Con el estreno de Gary Neville en el banquillo che, Mestalla volvió a la cruda realidad tras las buenas sensaciones del empate ante el FC Barcelona el pasado sábado. El Valencia volvió a demostrar su crisis de fútbol y cayó con estrépito ante un rival que firmó su primera victoria antes de despedirse de Europa.

El cuadro che no dependía de sí mismo, con la necesidad de que el Gante no ganara. El conjunto belga terminó ganando (2-1) a un Zenit que no se jugaba nada, aunque durante unos minutos mandó el empate que hubiera permitido la clasificación del Valencia si el estreno de Neville hubiese sido con victoria.

Por otro lado en el grupo del FC Barcelona, la emoción estuvo hasta el final para conocer el segundo billete a octavos. El conjunto de Luis Enrique, ya clasificado como primero del Grupo E, no pasó del empate con el Bayer Leverkusen con un tanto en la primera mitad de Leo Messi. A los alemanes no les bastó para seguir en liza y se quedaron con la Europa League.

Sin embargo, en el duelo entre la Roma y el BATE Borisov la historia pudo cambiar en varias ocasiones. El conjunto bielorruso apuró sus opciones hasta el final y rozó un gol de la victoria que hubiera supuesto su clasificación para la siguiente ronda de la Champions. Jugando con fuego, el empate final (0-0) en el Olímpico vale a los de Rudi Garcia.