Público
Público

Mourinho mira por Özil

El alemán, que sólo ha jugado un partido completo, es el más sustituido de la Liga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Özil suscita elogios por todas partes. Partido tras partido, deja algún regate reseñable o un pase decisivo. Mourinho no duda en reconocer que el centrocampista alemán tiene 'el arte de saber jugar fácil' y hasta a su presidente se le llena la boca vaticinando un futuro Balón de Oro para él. Los números le refrendan, pues es el máximo asistente del campeonato y también el que más pases ha dado para que sus compañeros rematen a puerta. La participación de Özil está siendo capital para los blancos.

Sus chispas de genio no dejan dudas, aunque su regularidad, sí. En los partidos llega un momento en el que se pierde y su juego se descompone. En ese instante Mourinho mira al banquillo y busca soluciones para jugar las últimas bazas: Özil de momento no da para más.

El alemán ha jugado los diez partidos del Madrid en Liga y sólo en el primero fue suplente. En los otros salió de inicio, pero sólo se mantuvo todo el encuentro contra el Atlético. Özil es el jugador que más veces ha sido sustituido en toda la Primera división. Cuando han pasado 70 minutos, suele ser cambiado. En la Liga de Campeones el patrón no cambia. Ha disputado dos partidos como titular y en ambos fue sustituido. No es el único que mantiene cierto descanso en la plantilla. Otro de los que más ha brillado, Di María, ha sido cambiado en siete encuentros ligueros

Özil tampoco disputó el partido del miércoles de Copa. A diferencia de la mayoría de titulares blancos, el alemán no fue ni convocado. 'Estoy completamente sano y me siento muy cómodo. El descanso me ha venido muy bien y no necesito más', aseguraba ayer en rueda de prensa. Sus palabras, sin embargo, no fueron tenidas en cuenta por su seleccionador, que ha acordado con el Real Madrid dar descanso al centrocampista en el partido que su selección jugará contra Suecia la próxima semana. Löw no le ha llamado, como tampoco ha contado en esta ocasión con Lahm y Müller, ambos del Bayern. Özil tendrá por lo tanto más tiempo para seguir cogiendo el tono físico y poder disputar todos los minutos a la máxima intensidad, su gran asignatura pendiente en el Madrid.

Özil, que aún no domina el castellano, es el rostro de la alegría, una de los máximos exponentes de la euforia blanca. Sabe que la dinámica es positiva, aunque anuncia que queda construcción por delante. 'Estamos en el buen camino, pero somos un equipo muy joven. En algunos encuentro no hemos jugado tan bien, pero esos partidos también nos sirven para aprender', aseguró el alemán en conferencia de prensa.

El recorrido, por el momento, es muy satisfactorio y ya se piensa en el clásico de dentro de dos semanas. 'Claro que tengo ganas de jugar ese encuentro, es un partido importante, pero antes de eso tenemos otros encuentros que jugar y que ganar', comenta Özil, convencido de que ganarán a los azulgrana el próximo lunes 29.

DISPLAY CONNECTORS, SL.