Público
Público

Mourinho: "No hay que llorar tanto"

Camacho cree que las quejas de Mourinho influyeron en el arbitraje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tranquilo y pausado se mostró José Mourinho, técnico del Madrid, tras su primer encuentro oficial en el Bernabéu. Aunque el portugués reconoció que su equipo no jugó 'un gran partido', dijo conocer 'los defectos del equipo'. El técnico supo sacar también los aspectos más positivos del primer triunfo de la temporada. 'Nos ha faltado tranquilidad para construir, pero llegará con los resultados como hoy (ayer) pudo llegar con el 2-0', puntualizó el luso. 'Me voy contento porque estuve todo el partido tranquilo, sin miedo ni presión, No tuvimos ruidos ni ay, ay, ay de la afición. Aun así estamos de acuerdo en que tanto los jugadores, los aficionados como yo queremos más', dijo Mourinho.

El portugues también se refirió a los pitos que la afición propinó al equipo cuando se retiraron al descanso. 'No tengo que interpretarlos. Los aficionados son los que me pagan y yo tengo que callar, aceptar y hacer mi trabajo para que un día lleguen a la satisfacción. Me pagan por entrenar y no por opinar. Me puede gustar o no, pero no criticaré su opinión. Aun así pienso que fue un partido tranquilo', aseveró el técnico del Madrid. E insistió en su tesis. 'No hay un solo aficionado que haya estado en el Bernabéu que piense que hayamos podido perder', sacó pecho Mourinho. 'Casillas no ha tenido una parada difícil. En los dos partidos de Liga sólo tuvo que sacar un pie en Mallorca. No hemos jugado un buen partido pero así también se construyen los equipos. No hemos tenido problemas detrás', continuó el luso.

Menos contento compareció Camacho. Al entrenador de Osasuna no le gustaron las declaraciones de Mourinho en la víspera, cuando mostró su temor a que Cristiano recibiera 'una hostia' . 'Sí, creo que sí afecta. Nos pasó lo mismo con el Valencia. Su entrenador hizo lo mismo y nos machacó el árbitro. Eso que lo digan en otro sitio, no antes de jugar contra nadie. Si no, aquí lloramos todos. Al final, el que se ha lesionado es el mío (Camuñas)', se lamentó. 'A nosotros nos ha pitado cuatro o cinco faltas que a ellos no. Ellos paraban el balón con las dos manos, con el cuerpo, y no les han pitado las faltas', añadió.

La gran sorpresa fue que Cristiano pudo jugar los 90 minutos. Mourinho elogió la actitud del delantero. 'Le he visto perfecto físicamente. Ha jugado todo el partido porque para él era importante y aunque en 15 días apenas entrenó con el equipo tiene el tobillo bien', dijo feliz el técnico.

Cristiano justificó sus fallos en la figura de Ricardo. 'Me conocía de mi etapa en el Manchester United y a lo mejor por eso me sacó varias', se justificó CR7. El portugués, sin embargo, no percibió los pitos del Bernabéu anoche. '¿Pitos? Yo no he escuchado nada. El equipo jugó bien, mejor en el segundo tiempo', aseguró.