Público
Público

Mourinho: "Si no llegamos a la final será mi fracaso"

El entrenador del Real Madrid pide a sus jugadores "agresividad mental" y apela al "espíritu de equipo" para conseguir la remontada ante el Borussia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Madrid está a un día de evitar caer por cuarta vez consecutiva en las semifinales de la Liga de Campeones. En el horizonte está la tan ansiada décima, pero el 4-1 del partido de ida ante el Borussia Dortmund no allana, ni mucho menos, el camino. El madridismo apela a la remontada, a una de esas grandes noches europeas del Bernabéu. Mientras, el entrenador blanco, José Mourinho, ha pedido tranquilidad y ha demandado a sus jugadores 'agresividad mental'.

El luso ha asegurado que no ha hecho nada fuera de lo normal para motivar a sus futbolistas. 'El mejor modo para motivar a la afición habría sido con un resultado diferente en Dortmund. Se motiva jugando bien, serio, dando todo. Sólo soy un entrenador, motivo con resultados', aseveró el luso en rueda de prensa. En este sentido, dejó claro que no tiene que 'explicar' nada referente al denominado 'espíritu de Juanito', pero que respeta 'muchísimo' todo este tipo de cosas 'históricas que forman parten de un club'. 

Por todo, el luso pidió cautela y mejorar respecto a la ida. 'Si estamos 1-0, nos faltarán dos para ganar, si es 2-1, dos para igualar. Hay que ir minuto a minuto y gol a gol, y hasta el último suspiro del partido. Si jugamos contra el Dortmund como la semana pasada, a lo mejor pierdes el partido y ni remontada ni victoria', advirtió, pidiendo jugar como lo han hecho 'muchos partidos' y con el 'espíritu de equipo' necesario para 'ganar un partido grande'. 

'Ganó quien lo merecía y tengo que estar satisfecho con esa justicia'

El técnico madridista indicó que su 'discurso' a los jugadores ya lo había hecho tras la ida y que habló con ellos 'un par de días después'. 'Lo he dicho todo. A partir de ahora no tiene nada especial porque pienso que lo importante era mi reacción en función del mal partido en Dortmund', resaltando que no ha estado 'muy preocupado' en escuchar sino en hacer su 'análisis' y explicara a sus futbolistas 'lo que pensaba'.

El entrenador portugués recalcó que no busca su gloria personal y que el pase sería 'un éxito de todos'. 'El récord de los 100 puntos es del Real Madrid y si no llegamos a la final será mi fracaso', reiteró. 'Mou' recordó que pidió justicia, 'en sentido figurado', del fútbol para sus jugadores en la previa de la ida, y que había sido 'justo ese día'. 'Ganó quien lo merecía y tengo que estar satisfecho con esa justicia', remarcó.

'Es un partido, quedan 90 minutos y todo es posible en el fútbol, pero el partido que hemos hecho en Dortmund ha sido demasiado malo para pensar que tenemos posibilidades con un partido parecido. En el campo tienes que disfrutar, no solo cuando estás ganando sino también en una situación difícil', aseguró, al tiempo que alabó que 'ningún jugador ha saltado del barco'. 'Todos quieren jugar y eso me da confianza para jugar y me hace creer que es posible', celebró.

'Somos tan puros e inocentes que Lewandowski nos marcó cuatro goles y no le hicimos ni una falta'

Mourinho no quiso aventurar su once como hiciese en la ida, aunque confirmó que Cristiano Ronaldo 'está bien'. 'Mañana la situación es diferente, podemos jugar con gente que normalmente no juega, con sistema diferente', avisó. Sobre el Dortmund, el preparador luso afirmó que para él no era una 'sorpresa'. 'Desde el inicio de temporada le considero un equipo candidato a ganar la 'Champions'', declaró. 'Va a perder a Gotze, se dice que a Lewandowski, pero me parece que posee una gran estructura de equipo, tranquilidad y un gran entrenador como Klopp para hacer un gran trabajo. Seguro que tiene continuidad porque es un equipo buenísimo y su entrenador también', elogió, aunque también fue claro al decir que sólo le 'preocupa' recuperar la mejor versión de los suyos y no el rival.

Mourinho también se refirió a las declaraciones de Franz Beckenbauer, en las que señalaba que el Bayern tenía que estar preparado en el Camp Nou porque el FC Barcelona usará 'todos los métodos, permitidos o prohibidos' para buscar la remontada. 'En el Inter de Milán y en mi primer año en el Real Madrid hablé cosas parecidas y se me echó el mundo encima, pero hoy se puede decir y no pasa absolutamente nada. Mi equipo sólo hace cosas lícitas y somos tan puros e inocentes que Lewandowski nos marcó cuatro goles y no le hicimos ni una falta'.

Finalmente, el portugués fue preguntado por su continuidad en el banquillo blanco. 'Mi futuro no depende de eso (de ganar la 'Décima'). Puede ser que sea el partido más importante de la historia del Real Madrid en los últimos diez años, pero también lo pensaba antes de Dortmund y lo jugamos como si fuera un amistoso', reiteró, refiriéndose a las supuestas declaraciones de Jurgen Klopp en la que este decía que el portugués le había confirmado que se iba al Chelsea.

'Mañana podemos jugar con gente que normalmente no juega, con sistema diferente'

'Es una pena que la gente lea el periódico y después no lea las declaraciones de Klopp asegurando que nunca dijo que me iba. No hablé con Klopp de mi futuro', sentenció Mourinho, que tampoco quiso hablar sobre los contactos con Carlo Ancelotti. 'No he oído nada, preguntad al Real Madrid o a Ancelotti', zanjó.

El Real Madrid no consigue acceder a una final de la Champions desde que se proclamase campeón por novena vez del torneo en la edición 2001-2002. En aquella ocasión, el equipo madridista dejó fuera al Barcelona y luego se hizo con la 'Orejona' ante el Bayer Leverkusen en Glasgow, pero desde entonces, la penúltima ronda y los octavos de final se han convertido en los obstáculos más duros de superar.

El Real Madrid perdió en las semifinales ante la Juventus en 2002-2003, y luego, tras caer en 2003-2004 en los cuartos ante el sorprendente Mónaco, encadenó seis eliminaciones seguidas en los octavos de final, en lo que fue su peor racha en la máxima competición continental. Con la llegada de Mourinho, el conjunto español recuperó su lugar entre los mejores, pero el Barça, en 2010-2011, y el Bayern de Múnich, en 2011-2012, le cerraron el pase a la gran final de la Liga de Campeones.

La remontada del Deportivo ante el AC Milan en cuartos de final de la temporada 2003-04 es el único precedente en el que un equipo ha logrado reponerse a un 4-1 en el partido de ida en Liga de Campeones desde la reestructuración de la competición en la 1991-92.

En San Siro, el conjunto de 'Jabo' Irureta cayó con dos goles de Kaká, uno de Andrea Pirlo y otro de Andrei Shevchenko, en el que sólo el gol del uruguayo Walter Pandiani logró maquillar el resultado. Sin embargo, en una noche memorable en Riazor, el 7 de abril de 2004, el cuadro coruñés lograba ponerse a sólo un gol de la remontada en el descanso, gracias a los goles de Pandiani, Juan Carlos Valerón y Albert Luque. En el minuto 76, el capitán deportivista Fran culminaba la mayor gesta europea del Deportivo y eliminaba al entonces campeón de Europa.

En la antigua Copa de Europa existen además tres precedentes. La primera de ellas, la del Saint Etienne francés en el año 1974, cuando tras caer por ese resultado en Croacia ante el HNK Hajduk Split en octavos de final, remontó por 5-1 en el partido de vuelta.

También de octavos es el otro antecedente al que podrá agarrarse el conjunto de José Mourinho. En la campaña 1975-76, el cuadro blanco, dirigido entonces por Miljan Miljanic, se vio obligado a remontar un 4-1 cosechado en Inglaterra en ante el Derby County. En la vuelta en el Bernabéu, dos goles de Roberto Martínez, uno de Santillana y otro de Pirri de falta directa igualaban la eliminatoria tras el gol de George. En la prórroga, Santillana desataba la locura con un tanto en el minuto 100 que daba el pase al equipo español.

En la temporada 1999-2000, el Widzew Lodz polaco se repuso a idéntico resultado en la segunda ronda previa de la Liga de Campeones, tras igualar la eliminatoria ante el Litex Lovech búlgaro y clasificarse en la tanda de penaltis.