Público
Público

Mourinho presiona hacia arriba

El luso deja en manos de Florentino la propuesta de ser seleccionador de Portugal para dos partidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En apenas dos meses, Mourinho se ha convertido en el rey sol de la galaxia madridista. Sobre su figura gira todo el nuevo proyecto de Florentino Pérez. Tanto que el partido de hoy ante la Real Sociedad quedó en segundo plano. Ayer, rodeado de una gran expectación, Mourinho comparecía para informar sobre el resultado de la intentona que ha hecho la Federación Portuguesa de Fútbol (FPT) para que dirija a la selección lusa durante dos partidos. Él dice estar dispuesto, pero la realidad parece impedírselo. Ni el Madrid ni el madridismo ven con buenos ojos ese inusual préstamo.

Mourinho explicó que desea dirigir a la selección de su país ante Islandia y Dinamarca, pero que su anhelo choca con dos elementos cada vez más irreconciliables en el fútbol de hoy: nación y patrón. Como portugués quiere ayudar a su país, como asalariado es consciente de que se debe al club que le paga. 'No puedo decir abiertamente que no y mañana voy a Portugal con mi cara. Me van a decir que soy un egoísta. Pero tengo un contrato con el Real Madrid. Si fuera libre, iría hasta gratis. Pagaría hasta la gasolina '.

Los cámaras y fotógrafos portugueses se agolparon ante la tarima desde la que Mourinho manda mensajes tan ruidosos como intencionados. Despejado el panorama, bebió agua y puso tono bajo, meloso, casi de fado, para explicarse ante sus compatriotas periodistas. 'Si me preguntáis si voy a dirigir a Portugal, la sensación que tengo es que no', afirmó con el conocimiento previo de lo que piensan en su club y de las corrientes de opinión contrarias que abundan entre el madridismo: 'Las sensibilidades son importantes, conocer la idiosincrasia local, y en este momento en el mundo madridista y en la comunicación social es interpretado como algo negativo. Para ir tenemos que ir con unanimidad, de los socios y de la dirección, y no la hay'.

Mourinho ha intentado que el Madrid ceda a la petición de Gilberto Madail, presidente de la FPT, con el que reconoció haberse reunido el jueves. Así como que fue él mismo el que contactó con la entidad que le paga para informar del propósito de su encuentro relámpago con Madail. Como hace en su pizarra, la táctica de Mourinho para lograr su objetivo ha sido presionar hacia arriba, hacia los despachos de la zona noble del Bernabéu, reacios, en un principio, a recoger la pelota que les ha pasado para convertirle en un seleccionador a préstamo. 'Objetivamente no fui capaz de decirle no a Madail, le dejé el asunto en su capacidad para persuadir al Madrid'.

Su discurso para los medios y para convencer a la directiva blanca estuvo perfectamente sincronizado con el que le expondrá Madail a Florentino la semana que viene, cuando viajará de nuevo a Madrid: 'La propuesta tiene alguna posibilidad de éxito. Por la desbandada de internacionales sólo puedo trabajar con tres jugadores, Pedro León, Granero y Mateos, y dos porteros. Si me voy con Portugal también trabajo con tres jugadores del Madrid, Pepe, Carvalho y Cristiano. En el anterior parón estuve en el congreso de entrenadores de la UEFA, no aquí trabajando. Así que no sería una pérdida significativa para el Madrid'. Y abundó: 'Es un riesgo que si yo voy y se lesionan algunos de los tres portugueses y el Madrid pierde después...'

'El Real Madrid tiene todo el derecho de poner algún obstáculo y si hay uno, por mínimo que sea, no puedo ir. Por esta razón me parece que es un tema terminado', zanjó el técnico, que después ya sí habló del partido de hoy. Para Anoeta recupera a Ramos y deja fuera de nuevo a Diarra, castigado por llegar tres días tarde en el anterior parón internacional: 'Es el partido más difícil de los que hemos tenido. Es más difícil ganar a un recién ascendido, que aún tiene mentalidad ganadora que a uno con más experiencia en Primera y que la temporada pasada quedó décimo'.