Público
Público

A muerte con Pellegrini

Los jugadores destacan que "no hay problemas con él porque es muy diplomático con todos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pellegrini, entrenador del Madrid, recibe palos desde todos los frentes, excepto del vestuario. De momento, los jugadores están con él. Desde Valdebebas no sólo se niega que haya problemas entre el técnico y alguno de sus futbolistas, sino que el grupo va más allá y exculpa al chileno de los malos resultados y del fracaso copero ante el Alcorcón.

'Con Pellegrini no hay ningún problema. Es muy diplomático y todos tienen buen trato con él', apunta un jugador blanco. Es más, desde el vestuario corroboran la chocante teoría de que Guti no se cansa de predicar pese a no haber entrado en las últimas cuatro convocatorias. 'Es verdad, [Guti] tiene un trato cordial con el míster'. Las únicas diferencias que existen en el grupo derivan de la guerra fría iniciada entre Raúl y Casillas por el control del vestuario desvelada ayer por Público. 'Todos sabemos de dónde vienen los problemas...', insiste la fuente del vestuario madridista.

El entrenador abrasa a los jugadores con charlas particulares

Ayer, Casillas tuvo que responder a una pregunta sobre la ausencia de Raúl en las convocatorias de España. Lo hizo con fría corrección: 'Raúl no ha dejado de venir a la selección, aunque es verdad que lleva tres años sin hacerlo. Pero él no ha renunciado porque Del Bosque dice que es un jugador seleccionable. No entro en si debe ser convocado o no'.

Iker también comentó con sumo tacto la situación que vive el capitán en su club: 'En el Madrid, también se habla de si está o no, pero lleva tiempo con unos números de récord y, si sigue jugando, será por algo. Tengo la suerte de convivir con él todos los días y sigue siendo un referente para nosotros. Es un jugador importante para los que vienen de fuera para ver los valores del club'.

Mientras la directiva mira con lupa cada decisión que toma Pellegrini, en el vestuario se cree que la crítica está siendo muy injusta con él. 'No puede ser que el motivo de cada empate o de cada derrota sea el planteamiento del entrenador. Los que jugamos somos nosotros', reivindica otro miembro de la plantilla.

El técnico chileno se ha ganado a los futbolistas a base de verborrea. Lejos de mostrarse distante o cabreado con el grupo tras los últimos pinchazos, el entrenador blanco habla mucho más con sus jugadores. Y no lo hace solamente en grupo, sino durante sus habituales charlas técnicas antes o después de los entrenamientos o en las previas de los encuentros. El ingeniero hace especial hincapié en las terapias individuales con sus discípulos. Se aproxima a cada futbolista con naturalidad, sin ánimo de dar o pedir explicaciones por alguna actuación concreta. Es su forma de trabajo.

'En mi carrera no he tenido un solo entrenador que hable más que él. Es un pesao', bromea frecuentemente Raúl cuando se refiere a los métodos de su entrenador. Pellegrini machaca a sus futbolistas a base de charlas. Con su verbo pausado, habla con ellos de táctica, les dice lo que quiere de cada uno e incluso, si se da el caso, les comenta aspectos de la vida personal. Trata de hacerse cercano y de confianza con la palabra.

Lo único que no hace Pellegrini es dar explicaciones a sus jugadores cuando no cuenta con ellos. Salvo con Raúl, a quien el técnico respeta de forma especial por su entrega diaria, el chileno no tiene por costumbre atender las quejas de los que menos juegan. No lo hizo, por ejemplo, con Van der Vaart cuando no contaba para él, ni tampoco ha sucedido con Granero desde que el canterano desapareció incluso como suplente. Sí habló recientemente con Drenthe, a petición del jugador, pero la charla no tuvo el efecto deseado por el holandés.

Pellegrini, que ayer no dirigió el entrenamiento porque acudió a la boda de un hijo en Chile, habló a su llegada a Santiago. 'No me afectan las críticas. Viví cinco años en España y vi lo que pasó con Capello o Schuster '. Seguro que habla de ello con los jugadores.