Publicado: 08.07.2015 21:52 |Actualizado: 09.07.2015 13:21

Cómo hacer historia en España al ritmo de David Guetta

Garbiñe Muguruza, que se motiva con dance pachanguero antes de los partidos, disputa este jueves las primeras semifinales de Wimbledon de una tenista española en 18 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Muguruza celebra su pase a las semifinales de Wimbledon. REUTERS/Suzanne Plunkett

Muguruza celebra su pase a las semifinales de Wimbledon. REUTERS/Suzanne Plunkett

MADRID.- Realmente, si puede elegir, lo que más le agrada escuchar a Garbiñe es el reggae. Sin embargo, lo que seguramente se pondrá a escuchar este jueves antes de disputar su histórica semifinal de Wimbledon será algo más cañero. Dance comercial del estilo de David Guetta o Rihanna para saltar a la verde pista del All England Club enchufada antes del partido. Y más aún si es un duelo tan crucial como el de este jueves a partir de las 14.00 horas.

Amante del cine y de la cocina, Muguruza es la primera española en aparecer por esa ronda en Wimbledon en casi dos décadas. Dieciocho años desde que Arantxa Sánchez Vicario lo hiciera en 1997, cuando perdió ante la checa Novotna, que a la postre caería en la final frente a Martina Hingis. La cuarta española que lo logra en toda la historia del prestigioso torneo, tras Lili Álvarez, Conchita Martínez y la menor de los Sánchez Vicario. La oportunidad para la hispano venezolana, número veinte del mundo, es inmensa para un deporte ávido de buenas noticias en nuestro país tras unos meses turbulentos. El porvenir de la joven afincada en Barcelona es brillante. Para empezar, si accede a la final se colará en el 'Top 10' del ránking WTA.



Radwanska, último obstáculo antes de la final

Enfrente, la polaca Agnieszka Radwanska, finalista de Wimbledon en 2012. Entonces llegó a ser la número dos del mundo, aunque ahora se sitúa en la decimotercera posición. Los duelos entre ambas no pueden estar más repartidos. Cuatro para cada una, aunque los dos últimos –Dubai y Sidney- han sido para la tenista nacida en Caracas hace 21 años. Ninguno fue sobre hierba.

"Sé que esto es muy difícil de lograr, por lo que estoy muy orgullosa. He estado muy interesada en el tenis desde los tres años, así que para mí es mi vida", dijo Garbiñe tras su choque de cuartos, sabedora del reto que tiene por delante. No en vano, la última finalista de nuestro país en el Grand Slam londinense fue Arantxa Sánchez Vicario en 1996, mientras que la última –y la única- que alzó el título fue Conchita Martínez en 1994. Una evidente señal de que la hierba no es para las españolas, y tampoco es la superficie preferida de Muguruza, más acostumbrada a la pista. Y, sobre todo, a la tierra en la que se destapó hace un año ante Serena Williams, a la que tumbó en Roland Garros.

No podrá este jueves controlar los habituales nervios que la atenazan antes de cada choque, sobre todo si es uno tan crucial como éste, aunque se conforma pensando que su rival está, como mínimo, igual que ella. “Haré lo mismo que siempre, no voy a cambiar nada porque sea el partido más importante de mi carrera. Esa es la mejor forma de afrontarlo", opina. Es decir, su estupenda derecha, su demoledor revés y el dance pachanguero de David Guetta.