Publicado: 15.08.2014 20:21 |Actualizado: 15.08.2014 20:21

Mullera, solo y pitado en el podio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pocas medallas de bronce tienen un sabor tan amargo como la lograda este jueves por Ángel Mullera en los Europeos de atletismo que se disputan en Zúrich. El atleta que alcanzó el tercer cajón del podio después de que el vencedor de la prueba, Mekhissi-Benabbad, fuese descalificado. Su compatriota y nuevo campeón de Europa de 3000 m obstáculos, Yoann Kowal, mostró su apoyo a su compañero resistiéndose a posar junto al españolen el podio y sólo se avino a hacerlo tras los silbidos del público.

Una vez que sonaron las notas de La Marsellesa, Kowal, que heredó la medalla de oro, descendió del peldaño más alto hasta el que ocupaba el polaco Krystjan Zalewski, medallista de plata, dejando solo a Mullera en el cajón correspondiente al bronce. Los silbidos del público y las palabras del polaco indujeron, finalmente, a Kowal a regresar a su posición para posar los tres juntos frente a los fotógrafos.

Los espectadores franceses previamente habían silbado a Mullera cuando fue anunciado su nombre por el locutor del estadio en la ceremonia de entrega de medallas, en protesta por la reclamación española que desembocó en la descalificación. Mekhissi fue descalificado anoche tras ganar la final por quitarse la camiseta en la recta final, infringiendo el reglamento de competición en cuanto a la obligación de competir con los dos dorsales, delantero y trasero.

El descalificado aseguró que no se arrepiente de nada y dijo que no se explicaba "la reacción de España", que presentó la reclamación, propiciando así que Mullera consiguiese finalmente la medalla de bronce.