Publicado: 19.08.2014 22:54 |Actualizado: 19.08.2014 22:54

Muniain e Iraizoz salvan al Athletic en San Paolo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Athletic Club ha podido decidir este martes la eliminatoria ante el Nápoles en el campo de San Paolo, pero será San Mamés dentro de ocho días quien dicte sentencia de una eliminatoria previa a la Fase de Grupos de la Liga de Campeones que Iker Muniain puso en ventaja para los leones en la primera mitad y el argentino Gonzalo Higuaín equilibró en la segunda.

El partido tuvo fases muy marcadas. Un inicio un tanto caótico del Athletic, dominio de los de Ernesto Valverde a partir del primer cuarto de hora, control total rojiblanco hasta el 1-1 y asedio final partenopeo del que el conjunto vasco salió vivo de milagro. Abrió el marcador Muniain a poco del descanso en una jugada iniciada y acabada por él y con gran protagonismo de Oscar de Marcos, que le centró el balón; e igualó Gonzalo Higuaín en el minuto 68 con una brillante acción individual que dio un giro copernicano al encuentro.

El Nápoles pudo adelantarse en unos primeros minutos de cierto nerviosismo y desorden del Athletic. Una manera de entrar al partido de los rojiblancos que permitió hasta tres ocasiones locales en los primeros siete minutos. En la primera, a Hamsik se le fue alto un cabezazo en el punto de penalti a centro de Higuaín; en la segunda, Insigne dispara suave y fuera ya desde dentro del área; y en la tercera el propio Insigne no logró enganchar una volea casi franca que le dejó un buen pase vertical de Jorginho por el centro de la defensa visitante.

Dos apariciones en el minuto 8 de unos de los jugadores más enteros en el arranque, Aduriz, equilibraron el encuentro. Aunque el ariete internacional tampoco pudo empalmar un córner bien sacado por Beñat ni atinar entre los tres palos con un disparo cruzado y sin apenas ángulo. Se adormeció el partido, cada vez más rojiblanco que azul. Así, en medio de minutos con ritmo más de pretemporada que de curso oficial, el Athletic fue generando un goteo escaso, pero importante, de ocasiones.

En la primera de ellas, a los aficionados rojiblancos a punto estuvieron de celebrar el primer tanto para los suyos, ya que un cabezazo de Laporte, a otro buen córner de Beñat, salió lamiendo la cruceta de Rafael. Otro testarazo seis minutos después, esa vez de Aduriz, también a otro centro de Beñat, asimismo tuvo muchas opciones de acabar dentro de la meta local. Pero el balón le salió demasiado frenado al delantero donostiarra y el meta brasileño reaccionó muy bien.

Fue en la última ocasión de la primera mitad cuando el Athletic abrió el marcador. La jugada la inició y la terminó Muniain, que cambió el balón de banda, de izquierda a derecha. Pero la clave de la jugada fue la determinación de De Marcos para penetrar hasta el borde del área por 'el carril del 8'. Allí centro hacia atrás, Rico le abrió el espacio a un Muniain que seguía su jugada y el pequeño extremo internacional definió con un colocado remate junto al palo. El arranque de la segunda mitad incidió en las mejores sensaciones vascas que partenopeas.

Hasta el punto que a Aduriz se le escapó el 0-2 ya en el minuto 49 al no poder dirigir hacia la portería un disparo mordido de Rico que le cogió solo al borde del área. Un minuto antes, Muniain acabó con un chut desviado desde la frontal una buena penetración en diagonal desde la izquierda. No encontraba respuestas el Nápoles y Aduriz a punto estuvo de empalar otra volea dentro del área en el minuto 62. Y cuando parecía que era cuando mejor lo tenía e Athletic, apareció Higuain para dar vida a los suyos en una jugada que llegó de la nada y en la que se sacó uno de esos conejos que esconde en la chistera y saca del sombrero cuando engancha un disparo cruzado escorándose a la derecha. Ni Gurpegui, ni Laporte, ni Balenziaga ni Iraizoz estuvieron demasiado afortunados en esa jugada.

Ahí cambió el choque, que ya fue un asedio napolitano sobre la portería de un Iraizoz milagroso con un impresionante paradón a Higuaín en el minuto 85. Antes Callejón perdonó el 2-1 Mertens e Huguaín lo rozaron también. Aún así, el que acabó volcado sobre el área rival fue el Athletic, que tuvo dos opciones de San José e Ibai. No las materializaron y será el nuevo y flamante San Mamés el que, como quería el Athletic, antes del choque de hoy, el que decida.