Público
Público

El muro de Emery aguanta

El Valencia arranca un empate con cinco defensas de inicio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

Joaquín y Aduriz ejecutaron al dedillo el contragolpe que adelantó al Valencia, pero el Villarreal se recuperó tras el descanso del shock para igualar un partido recio, intenso y accidentado: Navarro y Capdevila se lesionaron, hubo hasta nueve tarjetas y Stankevicius, expulsado. El Valencia se aferró al tanto de Aduriz, se aplicó en defensa y fió su austeridad al latigazo de sus delanteros. El Villarreal, fiel a su estilo, buscó la victoria que finalmente no alcanzó a base de toque y presión. El duelo fraterno acabó en tablas.

Emery sorprendió de salida con cinco defensas. Y lejos de amarrar el resultado, el Valencia jugó suelto. Atenazados Rossi y Nilmar, y mudos en la creación Bruno y Borja Valero, el Villarreal no pudo darle ritmo al partido. El escudo valencianista surtió efecto. Agazapado atrás, buscó a la contra las cosquillas de un rival que no terminaba de verle la gracia al juego. Así fue como Joaquín se fue por su banda, vio, centró y Aduriz venció de tacón a la defensa amarilla: el balón, tras golpear en el pecho de Gonzalo, se coló en la portería de Diego López. El guión del entrenador vasco era fielmente interpretado por sus jugadores.

La lesión de David Navarro antes del descanso apenas cambió la fisonomía del partido, aunque puso por primera vez juntos a los creativos Tino Costa y Banega, fajándose en la contención. En realidad, fue todo el Valencia el que se aplicó en defensa. Y eso el Villarreal lo notó. Diego López recibió el segundo gol en El Madrigal, dejando a su equipo varado durante toda la primera parte. Los blanquiazules hicieron del esfuerzo virtud y de la eficacia cuestión de supervivencia.

El Villarreal apretó en busca del tiempo perdido, encerrando al Valencia en su área, que juntó aún más sus líneas para atar el resultado. Bailar pegados era la consigna. Otra lesión, esta vez de Capdevila, dio entrada a Marco Rubén: Garrido se la jugó al ataque. La segunda mitad fue un monólogo amarillo, que tocó a rebato.

El Valencia defendió con uñas y dientes el gol de Aduriz, pero la presión del Villarreal fue descomunal. Y como se veía venir, el gol llegó: Rossi aprovechó un buen centro de Bruno desde la izquierda para empatar. La expulsión posterior de Stankevicius propició el asedio final de un Villarreal al galope, pero ya sin pólvora. Reparto y tan amigos.

1. Villarreal: Diego López, Ángel, Gonzalo, Marchena, Capdevila (Marco Ruben, m.62); Bruno, Borja Valero (Marcos Senna, m.70), Cani, Cazorla; Nilmar y Rossi.

1. Valencia: Moyá, Miguel (Dealbert, m.58), Stankevicius, Navarro (Banega, m.40), Ricardo Costa, Bruno, Maduro, Tino Costa, Pablo, Joaquín y Aduriz (Soldado, m.75).

Goles: 0-1, m.21 Aduriz. 1-1, m.73 Rossi.

Árbitro: Estrada Fernández (C. Catalán). Amonestço por el Villarreal a Valero y Cazorla, y por el Valencia a Maduro, Dealbert, Navarro, Banega, Bruno, Joaquín y Tino Costa. Expulsó a Stankevicius, por doble amonestación, en el minuto 80.

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada de Liga, disputado en el campo de El Madrigal ante 23.000 espectadores.