Publicado: 17.09.2015 16:28 |Actualizado: 17.09.2015 16:28

Nadal abrirá la eliminatoria por la permanencia en la 'segunda' de la Davis contra el número 909 mundial 

El número uno español vuelve a la Copa Davis dos años después y jugará este viernes contra Mikael Torpegaard. Conchita Martínez asume el favoritismo ante Dinamarca: "Si jugamos bien y nos concentramos en nuestro juego, no debería haber problema".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Rafa Nadal entrena en Odense antes de disputar la eliminatoria de Copa Davis. /REUTERS

Rafa Nadal entrena en Odense antes de disputar la eliminatoria de Copa Davis. /REUTERS

El sorteo de los emparejamientos de Copa Davis, celebrado este jueves en la localidad danesa de Odense, ha deparado que Rafa Nadal sea el encargado abrir este viernes la eliminatoria frente al jugador local Mikael Torpegaard (909 del mundo), mientras que David Ferrer jugará a continuación contra Frederik Nielsen (283 del mundo).

Para el sábado quedará el tradicional duelo de dobles que disputarán Frederik Nielsen y Thomas Kromann frente a Roberto Bautista Agut y Fernando Verdasco, aunque estas parejas son susceptibles de los cambios que podrían realizar los respectivos capitanes.

El domingo, cuando la eliminatoria podría estar resuelta si España confirma su claro favoritismo, se abriría con el partido entre Nielsen y Nadal, mientras que Torpegaard y Ferrer serían los encargados de cerrar el duelo.



La capitana del equipo español de Copa Davis, Conchita Martínez, se mostró confiada en derrotar a Dinamarca en la eliminatoria en la que España, otrora dominadora de la Copa Davis, tiene que pelear por permanecer en la segunda división del torneo.  "Lo que hay que hacer es enfocarnos en nosotros. Si jugamos bien y nos concentramos en nuestro juego, no debería haber problema", declaró en rueda de prensa la capitana, aludiendo a la gran diferencia en el ránking entre los jugadores de ambos equipos.

Conchita señaló no obstante que jugar fuera de casa siempre es "complicado" y admitió que la bola no bota demasiado en la pista de superficie dura (Deco Turf) del pabellón de Deportes de Odense, aunque resaltó que han tenido cuatro días para aclimatarse a esas condiciones.

Nadal vuelve a la Davis dos años después y en circunstancias muy distintas, enfrentándose a un rival muy inferior sobre el papel y en la segunda división del tenis mundial, aunque el tenista mallorquín destacó que el equipo se adapta a las circunstancias.

"Estamos en una situación que no nos gusta, pero es la que es y lo que nos toca a día de hoy es aceptar que estamos aquí. Hemos entrenado al máximo para llegar lo mejor posible. No nos cuesta, lo asumimos y trabajamos para estar en una situación mejor", afirmó Nadal, que espera poder luchar por el ascenso el año que viene.