Público
Público

Nadal apabulla a Federer y conquista en Roma su sexto trofeo tras su lesión

El tenista español vence al suizo en menos de hora y media (6-1, 6-3)  y se lleva su séptimo título en el Foro Itálico en ocho años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tenista español Rafa Nadal, número cinco del mundo, se ha impuesto este domingo al suizo Roger Federer, al que ha vapuleado en dos sets (6-1, 6-3) en menos de hora y media, en la final del Másters 1.000 de Roma, sumando así su séptima corona en el Foro Itálico y el sexto título de la temporada después de su vuelta a las pistas en el mes de febrero, mientras que Federer aún no ha conquistado ningún título en lo que va de 2013. El mallorquín consiguió la mayor victoria de su carrera ante su gran rival suizo al mejor de tres sets, con el punto de mira puesto en Roland Garros, y vuelve al cuarto puesto de la clasificación mundial.

Con un inicio explosivo, el devenir del duelo se antojaba una supervivencia del más fuerte sobre una tierra más rápida que de costumbre. Con las cartas en la mesa, cada uno ganaba su saque sin problemas (1-1). A la primera bola de break, el manacorí aprovechaba la ocasión para tomar ventaja. Ante un rival que ofrecía un ritmo fulgurante, el suizo aguantaba las embestidas agazapado en el fondo de la pista (3-1) y sin dar apenas ángulo a la pelota.

Escaso de armas para doblegar el atrevido juego del español, Federer forzaba al máximo con la derecha ante un Nadal que restaba de forma inconmensurable para romperle de nuevo el servicio (4-1). En 21 minutos de partido y sin argumentos, el número tres del mundo se agarraba a su saque ante tanto descalabro, pero el balear era un torbellino y se adjudicaba el set (6-1).

En la segunda manga, el suizo quiso despertar para transformar su debilidad en fortaleza a sabiendas de lo vital que era empezar con ventaja en el primer juego. Tras dos deuces, Nadal minimizaba la reacción de su rival amparándose en el resto muy cerca de la valla (1-0). Era otro revés, un nuevo jarro de agua fría para un Federer molesto y que en el peloteo andaba frío y sin atino. En plena agonía suya, enfrente estaba el manacorí que encontraba en el passing un arma poderosa. Se acercaba al título con mucho aplomo (4-0).

En su final número 111, la primera en 2013, Federer intentaba sacar de su sitio a Nadal sin éxito. Necesitado de demasiado esfuerzo para poner en aprietos al español, el suizo ofrecía mayor resistencia en este segundo set aunque no sirviera en demasía (5-2). Aunque trató de no bajar los brazos y apurar al máximo sus opciones, Federer acabó sucumbiendo a pesar de su arrojo inconformista (6-3).

De esta forma, con la reválida del título en Roma, Nadal logra el tercer Másters 1.000 en el presente año y mantiene su poderío en tierras italianas desde que en 2005 se impusiera por primera vez en la final ante el argentino Guillermo Coria. Desde entonces, ha logrado siete títulos en ocho años.

Nadal se mostró satisfecho después de lograr la victoria y resaltó que tras 'tanto tiempo sin competir' por la lesión es 'más que un sueño' poder sumar un nuevo título. 'Después de tanto tiempo sin competir, estar aquí es verdaderamente más que un sueño. Estoy valorando más que nunca lo que estamos haciendo. Estoy muy feliz tras realizar un gran esfuerzo y muy emocionado por ganar un título tan histórico. Es siempre fantástico jugar aquí y Roma es una de las ciudades más bonitas para hacerlo', comentó Nadal en declaraciones a Televisión Española.

Asimismo, le deseó 'lo mejor' al suizo Roger Federer 'para la temporada y para Roland Garros'. 'Sabía que no era su mejor día. Llegar a una final tras esta semana era positivo. Ha querido jugar agresivo pero sabía que lo hacía a cara o cruz.

Por su parte, el número tres del mundo Roger Federer comentó que fue 'un día duro'. 'Ha sido el día de Rafa. He pasado unos días increíbles con mi familia aquí en Roma, pero no ha podido ser, pero os veo el año que viene', aseguró ante las gradas de la ciudad italiana.