Público
Público

Nadal, asunto de Estado

El balear prepara la final frente a Argentina con la ayuda de Marc López

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni Roger Federer ni Novak Djokovic han pasado más horas frente a Nadal al otro lado de la red que Marc López. Un pasabolas incansable, el tenista perfecto para acompañar a otro tenista. El catalán acumula muchas horas de entrenamiento junto al genio mallorquín. Ayer le tocó de nuevo ser el contrincante sin árbitro para el número dos del mundo en su preparación para la final de la Copa Davis ante Argentina que comienza el viernes en Sevilla. Tres o cuatro carreritas por el fondo de la pista y a dar bolas. Marc, por tanto, es el hombre que mejor puede hablar del momento físico y anímico de su amigo después de las inquietantes señales emitidas en el Masters de la semana pasada. Ayer, Marc López charló con Público sobre el asunto Nadal, el tema central en los días previos a la gran cita.

López golpea. En la otra mitad de la pista, Rafa responde bajo la inspección intensiva de Toni Nadal, su entrenador, y Albert Costa, capitán del equipo. Es un chequeo a fondo. Sin pestañear no se pierden ninguno de sus movimientos. 'Bah, yo le veo muy bien. Puede que le cueste un poco la adaptación a la tierra batida después de un tiempo jugando en superficie rápida, pero queda tiempo', asegura López. ¿Y la pista? ¿Está a su gusto? 'Bien, muy bien. En cuanto se adapte y conozca el bote, todo perfecto'. Es el tipo ideal para sacar a cualquiera de un mal día este Marc López; todo va de maravilla.

Toni Nadal y Albert Costa no pierden de vista los golpes del número uno español

Sin embargo, algún gesto del balear denota cierta incomodidad. Costa y su tío golpean de salón, le radiografían el movimiento de derecha. Marc aumenta la potencia de sus golpes. 'No hay que preocuparse. Es una final de la Davis, aquí en España. Eso te ayuda a crecerte. Va a estar full. Yo en el aspecto físico le veo muy bien', asegura su compañero.

Su optimismo está por encima de las sensaciones que transmite el líder del equipo. El domingo disputó un set ante Marcel Granollers y tuvo que remontar un 4-2 y un 5-3 para no perder la manga. Las declaraciones de Nadal después de ser eliminado por Tsonga hicieron saltar las alarmas. 'No hay que darle mucha importancia a eso. Es normal que a final de temporada te encuentres saturado, pero él está tan fuerte de mente como siempre, no hay problema', insiste su sparring.

Nadal volvió a matizar ayer sus palabras y aseguró que se refería más al cansancio físico de la temporada que a un problema de falta de motivación o agotamiento mental. Tras una buena sesión de golpes de revés, el entrenamiento se relaja. Bromean sobre los gritos de la chiquillería al desnudarse Nadal de cintura para arriba. La sesión acaba con una competición de puntería. Al servicio, hay que darle a tres botes de bolas situadas al otro lado de la red. ¿Quién gana? Marc.