Público
Público

Nadal buscará su séptima corona en la final de Roma

El tenista español vence al checo Tomas Berdych (2-6, 4-6) y disputa su octava final desde el regreso tras su lesión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tenista español Rafa Nadal jugará la final del Masters 1.000 de Roma, quinto de la temporada, tras vencer al checo Tomas Berdych (2-6, 4-6) haciendo así pleno de finales en los ocho torneos disputados desde su vuelta por lesión, y buscará su séptimo título en el Foro Itálico ante el vencedor de la segunda semifinal entre el francés Benoit Paire y el suizo Roger Federer.

Con un estratosférico golpe de derecha, el manacorí empezó con un ritmo demoledor y forzando al rival a jugar al límite sobre la pista. Tras cinco juegos, el español estaba dando un recital sin bajar la guardia (1-4). Enfrente, Berdych parecía anestesiado ante el apabullante juego de un Nadal que utilizaba el drive y el revés para asfixiar al contrario.

Mientras la pelota parecía estar teledirigida por el balear, al checo le faltaba la agresividad y el aplomo que había tenido en el encuentro de cuartos frente al serbio Novak Djokovic. Tras 26 minutos de partido, sucumbía en el primer set (2-6) con cinco errores no forzados y sin apenas lucidez para ganar los puntos al resto.

En el segundo, Berdych necesitaba despertar si quería evitar el descalabro. Tras adjudicarse el primer juego usando como arma el ace, Nadal empató la contienda pero el checo restaba muy bien desde el fondo de la pista. Era más firme con el servicio y estaba cometiendo menos errores (2-1). Acoplándose al juego del español, le plantaba cara y ninguno de los dos daba su brazo a torcer cuando servía.

Pero en el noveno juego, Nadal asestó el golpe y se produjo la rotura del saque (4-5). A partir de ese momento y con el camino allanado, terminó por hundir a un Berdych que luchó hasta el final pero sin tanta fluidez (4-6). Con esta victoria, el manacorí ha ganado en 14 de los 17 duelos que ha jugado frente al checo. De vencer en la final, se alzaría con un nuevo título tras ganarlo en seis ocasiones en los últimos ocho años. Además sería el sexto título en este 2013.

Nadal explicó tras la victoria que está 'dando la vuelta a la situación' tras pasar 'meses de dudas' para afrontar así la octava final en ocho torneos después de su lesión y poder sumar la séptima corona en tierras italianas. 'Es un sueño todo lo que me está pasando desde que he vuelto. He pasado un año realmente complicado en casa y llevaba tiempo sin hacer lo que me gusta. Cuando se te presentan las oportunidades, lo que intentas es aprovecharlas. Después de meses de dudas, estoy dando la vuelta a la situación', explicó en declaraciones a Televisión Española.

Asimismo, dejó claro que está 'feliz' tras estar algunos partidos al 'límite' físicamente. 'He empezado con mucha fuerza en el primer set, ha sido de los mejores que he jugado este año, impecable. El segundo me ha costado seguirme a mí mismo y me he agotado. Si se hubiera escapado con el 2-0 me hubiera metido en problemas', comentó.

A su vez, insistió que espera 'seguir igual' para jugar al máximo en la gran final en el Foro Itálico y tras enfrentarse a un rival complicado. 'Al colocarme tres o cuatro metro atrás, él sabía que si quería podía hacerme daño. He tratado de recuperar el sitio en la pista porque si le das tiempo tiene un golpe plano y profundo y te destroza. Vi el partido contra Novak (Djokovic) y le tuvo muy atrás', concluyó.