Público
Público

Nadal corona la "temporada más emocionante" de su vida

Tras una ausencia de siete meses, el tenista español ha alcanzado la victoria en dos Grand Slam en un año extraordinario y se acerca cada vez más al primer puesto de la clasificación mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Llevado por una mezcla de alivio y alegría absoluta, Rafael Nadal se tiró al suelo y se cubrió la cara con las manos nada más vencer a Novak Djokovic en cuatro sets en la final del Abierto de Estados Unidos, consiguiendo el decimotercer título del Grand Slam de su carrera.

Hace un año, Nadal estaba en su casa viendo por televisión cómo Andy Murray derrotaba a Djokovic, debido a sus lesiones de rodilla que habían levantado dudas sobre su continuidad en el tenis. Pero después de volver a las pistas tras una ausencia de siete meses, ha alcanzado la victoria en dos Grand Slam en un año extraordinario y se acerca cada vez más al primer puesto de la clasificación mundial.

'Por algunas cosas esta temporada es probablemente la más emocionante de mi carrera', dijo Nadal a los periodistas tras su victoria por 6-2, 3-6, 6-4 y 6-1. 'Creo que hice todo bien para tener mi oportunidad aquí'. 'Juegas un partido contra uno de los mejores tenistas de la historia como es Novak, número uno del mundo, seguramente en su superficie favorita, como dije el otro día, tenía que hacerlo perfecto para ganar'. 'Significa mucho para mí este título. Simplemente es increíble', dijo.

A una pregunta sobre si alguna vez pensó que podría no volver a jugar, un Nadal sonriente respondió: 'Soy positivo, nunca pensé en eso'. Pero reconoció que las emociones mostradas en la pista tenían relación con sus lesiones y con los días difíciles en el gimnasio, cuando tuvo que superar el trabajo de rehabilitación, a veces sin ver señales de progreso.

Así que cuando dio las gracias a su equipo y a sus allegados no fue por cortesía sino como reconocimiento de que el camino de vuelta a la competición habría sido mucho más duro sin su apoyo. 'Lo que realmente me ha permitido vivir estos momentos emocionantes fue trabajar tanto en los duros momentos, intentando ser positivo', añadió.

'Mucha gente estuvo conmigo durante ese periodo, no fueron tiempo fáciles. Muchos días solo era capaz de seguir trabajando gracias a ellos'. 'Cuando vas al gimnasio todos los días y no ves resultados positivos pierdes un poco de energía. Tener a esas personas a mi alrededor durante esos momentos fue decisivo'. 'Me ayudaron a seguir trabajando duro, me transmitieron energía positiva. Sin ellos habría sido imposible para mí tener la oportunidad de estar aquí hoy'.

Una vez que volvió a las pistas en febrero, el mallorquín dice que sus dudas y miedos se aliviaron. 'Cuando volví a Chile para el primer torneo dije, 'vale, lo más importante es estar sano'. Estoy seguro de que no me habría olvidado de jugar al tenis en siete meses', dijo. 'Lo más importante y lo más difícil es estar sano. Si estás sano, si has estado en las primeras posiciones durante nueve u ocho años y paras siete meses, ¿por qué no vas a tener la oportunidad de volver?'

Pero una cosa es volver y ser competitivo y otra es lo que ha conseguido Nadal esta temporada ganando Roland Garros y Flushing Meadows, además de los Masters Series de Indian Wells, Madrid, Roma, Montreal y Cincinnati, con un balance de 60 victorias y tres derrotas. 'Tengo confianza en que si estoy sano seguiré teniendo oportunidades para competir por títulos. Pero ganar dos grand slams en un año es algo que no pensé nunca'.

'¿Si pensé que si estaba sano podría competir bien de nuevo? Sí. Pero no tan pronto como lo he hecho. Nunca pensé en conseguir esto'.

Nadal está ya a solo cuatro títulos del Grand Slam de Roger Federer, que cuenta con 17 y, como su antiguo rival parece estar perdiendo fuerza ahora, el triunfo del español el lunes hace pensar que, si sus rodillas se lo permiten, puede convertirse en el tenista con más grandes de la historia.

A sus 27 años, no solo parece hambriento y motivado sino que, como ha reconocido, ha añadido un toque de agresividad a su juego que ya era combativo. 'Es verdad que estoy jugando un poco más agresivo que antes, más dentro de la pista, yendo más a por los puntos'. 'Pero por lo demás, todo es como siempre'.