Publicado: 16.04.2015 18:29 |Actualizado: 16.04.2015 18:29

Nadal empequeñece a Isner en Montecarlo

El español supera al estadounidense en tres sets por 7-6(6), 4-6, 6-3 y avanza a los cuartos del Masters 1.000

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:
Rafa Nadal golpea la bola ante Isner en Montercarlo. /EFE

Rafa Nadal golpea la bola ante Isner en Montercarlo. /EFE

El tenista español Rafa Nadal se clasificó para los cuartos de final del torneo de Montecarlo, tercer Masters 1.000 de la temporada y que se disputa sobre tierra batida, después de derrotar este jueves con mucho trabajo al estadounidense John Isner en tres sets por 7-6(6), 4-6, 6-3.

Después de un estreno sencillo ante el joven francés Lucas Pouille, saldado en dos mangas y cediendo únicamente tres juegos, el balear indicó que había sido "probablemente" su mejor partido del año, pero su siguiente obstáculo le puso en muchas más complicaciones, como suele ser habitual.



El juego del 'cañonero' Isner no deja respiro al manacorí, que siempre sufre cuando se mide a este rival, y que ya estaba advertido de sus prestaciones en arcilla roja, pese a ser un jugador de pista rápida. El estadounidense llevó hace cuatro años hasta el límite a Nadal en Roland Garros y en la Central del Principado no se saltó el guión, aunque perdió fuelle en el parcial definitivo.

El exnúmero uno del mundo tuvo que tirar de su paciencia para esperar su oportunidad durante el encuentro. Tuvo opciones, pocas, para romper el saque del americano, cuyo servicio, saque, 'drive' y su eficiente volea fueron las armas empleadas para contrarrestar el juego del español, nuevamente dubitativo cuando pudo sentenciar el partido en el segundo set.

Sin embargo, Nadal salió vencedor de los largos intercambios y la dureza del encuentro, y en cuanto a Isner le fallaron las piernas, dominó con más comodidad. Tras más de dos horas y 20 minutos, el balear se llevó el billete para los cuartos, ronda que alcanzó el año anterior, y donde se medirá al ganador del duelo entre David Ferrer, su verdugo del año pasado, y el francés Gilles Simon.

El estadounidense impuso desde el comienzo el poderío de su servicio y apenas dejó opciones al de Manacor para inquietarle desde el resto. Nadal, que firmó siete saques directos, tampoco sufrió en exceso y sólo tuvo que salvar dos bolas de 'break' al inicio del primer parcial.

Por ello, tuvo que ser el 'tie-break' el que decidiese el ganador del set. Isner contrarrestó el buen inicio del ocho veces ganador en Montecarlo y llegó a gozar de dos bolas de set con 4/6, pero Nadal tiró de su experiencia para hacerse con los cuatro siguientes puntos y llevarse el parcial.

El resultado animó al balear, que empezó a mejorar su tenis y que tuvo su gran oportunidad en el octavo juego. Ahí, gozó de un 0-40, pero el americano se recuperó y salvó este problema ante un Nadal que no pudo aprovechar esta buena oportunidad. Este refuerzo anímico impulsó al estadounidense, que en el siguiente juego logró el primer 'break' de todo el partido y posteriormente sentenció con su saque para forzar un tercer set.

Los 'fantasmas' de los Masters 1.000 de Indian Wells y Miami podrían haber aparecido, pero en esta ocasión, el tenista español manejó mejor la situación y se benefició de que la energía se le empezó a acabar a su rival.

Menos fresco de piernas, el 'drive' de Isner dejó de hacer tanto daño y Nadal pudo dominar con más tranquilidad. Así, al decimotercer servicio del de Greensboro, llegó el ansiado 'break' y la apertura de la puerta hasta los cuartos de final.