Publicado: 02.08.2015 17:03 |Actualizado: 02.08.2015 17:03

Nadal gana en Hamburgo y recoge el trofeo entre calambres

En el discurso de agradecimiento ha felicitado a Fabio Fognini  "por el gran juego que ha hecho. Ha sido una final muy dura y espero que el público haya disfrutado". Tras estas declaraciones ha sufrido calambres en la pierna derecha.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Rafael Nadal celebrando su victoria en Hamburgo,/ EFE/EPA/Daniel Reinhardt

Rafael Nadal celebrando su victoria en Hamburgo,/ EFE/EPA/Daniel Reinhardt

MADRID.- El tenista español Rafa Nadal se ha proclamado campeón del torneo de Hamburgo (Alemania), puntuable para la ATP y que se disputa sobre tierra batida, tras imponerse este domingo en la final al italiano Fabio Fognini (7-5, 7-5), en un partido muy igualado que sirvió al balear para recuperar la confianza y las buenas sensaciones demostradas durante el torneo alemán.

El balear, tras vencer y convencer el sábado en las semifinales ante el también italiano Andreas Seppi (6-1, 6-2), llegaba a la pista central del 'bet-at-home' Open de Hamburgo con las ideas muy claras y con la intención de alzar su segundo título de la temporada en Alemania -conquistó Stuttgart sobre hierba- y el tercero del año -ganó también en Buenos Aires-.



Sin embargo, el italiano, número 32 del ranking ATP, estaba dispuesto a seguir demostrando que vencer al exnúmero uno mundial también es posible. En sus enfrentamientos directos, Nadal domina al italiano (4-2), pero sus dos últimos partidos -los dos disputados esta temporada- han caído del lado de Fognini, en las semifinales de Río (1-6, 6-2, 7-5) y los octavos del Barcelona Open Banc Sabadell Trofeo Conde de Godó (6-4, 7-6).

Con estos precedentes, el octavo cabeza de serie del torneo saltó a la arcilla de Hamburgo convencido y seguro de sí mismo, demostrando un gran nivel que le sirvió para romper el servicio del tenista balear en el primer juego del partido.

Sin embargo, ninguno de los dos fue capaz de ganar su saque hasta el quinto juego -que se adjudicó Nadal- y el primer parcial se convirtió en un intercambio de golpes muy igualado que el mallorquín, con mucho sufrimiento, se llevó después de más de una hora y cuarto de partido.

En la segunda manga el guión se mantuvo. El español, primer cabeza de serie del torneo, regresó a la pista alemana más sólido y firme que en el primer parcial, y consiguió un 'break' en el cuarto juego que, el italiano, lejos de rendirse, le devolvió en el siguiente.

El partido volvió a la dinámica de su inicio con el carrusel de 'break' y 'contrabreak' y tres roturas de servicio de cada uno firmaron de nuevo un igualadísimo set que Nadal se adjudicó logrando el mismo resultado y el mismo tiempo que en la primera manga.

Tras esta sufrida victoria, Nadal recuperó su confianza y levantó la corona de campeón en Hamburgo siete años después -venció al suizo Roger Federer en 2008-, cuando el torneo lucía la categoría de ATP World Tour Masters 1000. El balear consigue así su tercer título del año -Stuttgart, Buenos Aires y a partir de hoy, Hamburgo-.

Calambres en el discurso de agradecimiento

La victoria le causó al tenista tal desgaste que sufrió calambres en la pierda derecha, lo que le obligó a acortar el discurso de agradecimiento que dio después del partido. "Vais a tener que traer una camilla para que pueda salir de aquí, estoy acalambrado", comentó sonriente con el micrófono en la mano mientras se tocaba la pierna derecha.

Nadal felicitó, en primer lugar, a su adversario: "Felicidades a Fabio por el gran juego que ha hecho. Ha sido una final muy dura y espero que el público haya disfrutado. Estoy feliz por haber ganado este título con el apoyo del público durante toda la semana, sin el que habría sido imposible esta victoria", comentó.

Inmediatamente el español sufrió calambres en la pierna derecha y, sin soltar el micrófono, realizó estiramientos ante las risas de los espectadores.

Nadal había conseguido el título número 67 de su carrera deportiva, tercero del año y el número 47 en tierra batida.