Público
Público

Nadal no para de correr

Rafa juega hoy (15.00 horas, Cuatro) su cuarta final sin creerse el gran favorito ante el checo Tomas Berdych

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'No sé por qué hablan tanto de las rodillas de Nadal si se ha pasado todo el torneo corriendo como un animal', dijo esta semana Carles Costa, el manager del tenista mallorquín. Con Nadal, cualquier comparación del tiempo que pasa en la pista, los sets que se ve obligado a jugar o el estado de sus rivales pasa a un plano secundario. Hoy (15.00 horas, Cuatro) juega la final de Wimbledon ante Tomas Berdych, cabeza de serie número 12, y resulta difícil apreciar que el checo tenga motivos para el optimismo.

Rafa se presentó en la semifinal habiendo jugado tres horas más que Andy Murray, y no importó lo más mínimo. Es difícil encontrar un artículo en la prensa inglesa en el que no aparezcan las palabras rodillas' o tendinitis'. Parecía que temían que el jugador estallara por los aires en cualquier momento y tirara la toalla. Nada de eso ha ocurrido.

Y sin embargo, el deprimente 2009 ha dejado huella. Aunque Nadal dice ser una persona que no anda mirando todo el rato al pasado, no hay que negar que él también ha estado preocupado por su estado físico. Las lesiones no suelen avisar. 'Por suerte, en los últimos tres partidos no he tenido problemas en las rodillas. Esto sí que me preocupaba. Confío en que mañana (por hoy) todo siga igual de bien', dijo ayer. Los demás están algo obsesionados con sus rodillas, pero él mismo admite que la incógnita existe. De hecho, tras el torneo se tomará un descanso para continuar con el tratamiento físico.

De entrada, Nadal no es el tipo de jugador al que se le escapen comentarios condescendientes sobre otros tenistas de menor historial. No admite que por decreto se le adjudique la etiqueta de favorito para ganar su segundoWimbledon ni que se diga que la final tenga menos impacto porque no esté Federer al otro lado de la red.

'Va a ser un partido muy complicado, contra un jugador que pega muy fuerte, muy largo y con unos golpes muy planos. Además, tiene un grandísimo servicio', explicó convencido de que Berdych cree que puede ganar su primer Grand Slam. Ganar a Federer y llegar a la final han colmado todas las aspiraciones del checo, pero ahora sabe que hoy puede ser el comienzo de una etapa diferente en su carrera. Hace años, ganó tres veces a Nadal, pero ha perdido con él sus últimos seis partidos. 'En los primeros años que jugué contra él, Nadal era muy paciente en la pista. Creo que esperaba a que su rival terminara por fallar. Pero en los últimos dos o tres años, ha comenzado a jugar muy agresivo, y eso mismo es lo que hay que hacer cuando juegas contra él'. Es lo que dicen todos y pocos saben cómo llevarlo a la práctica.