Público
Público

Nadal no jugará la final de la Copa Davis

La tendinitis en la rodilla que sufrió en París y que le dejó fuera de la Masters Cup también le impedirá jugar contra Argentina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

“La rodilla ha dicho no”. Rafa Nadal anunciaba así, este lunes, en Barcelona, su ausencia en la próxima final de la Copa Davis que el equipo español disputará en Mar del Plata (Argentina), del 21 al 23 de este mes. Lo hizo en las instalaciones del Real Club de Tenis Barcelona, acompañado del doctor de la Federación Española y médico personal del deportista, Ángel Luis Cotorro.

El primero en hablar fue el galeno: “Rafa sufre una tendinitis en la inserción del cuádriceps de la rodilla derecha”, explicó. Los malos augurios se confirmaban, la lesión que ya había impedido a Nadal estar en el Masters de Shanghai, que se celebra estos días, tampoco le dejaría enfrentarse a Argentina en la final de la Davis. Una dolencia con la que hay que tener “mucha atención”, según precisó el doctor. Total, entre tres o cuatro semanas de

baja para empezar de forma progresiva la nueva pretemporada.

Cuando le llegó el turno al tenista, Rafa mostraba el gesto serio, aunque parecía haber digerido ya la decisión: “He hecho todo lo posible. Para mí era una ilusión enorme estar en la final de la Davis”, se justificaba Nadal. “Estoy acostumbrado a jugar con dolor y lo sé soportar, pero éste de ahora es distinto. He intentado entrenar suave, pero la rodilla no me ha respondido bien”, detalló para sentenciar: “no me siento preparado para jugar un final como ésta”.

Emilio Sánchez Vicario, capitán del equipo español, se citó con Nadal unas horas antes de que éste hiciera pública su decisión. Hablaron cara a cara. “Ha venido a verme y es de agradecer la compresión que me ha mostrado. Es una decisión difícil para mí y la situación

tampoco es fácil para él, le doy las gracias por su apoyo”, convino el manacorí antes de lanzar un aviso a los argentinos: “Los compañeros pueden ganar si mí. Las opciones de España no se acaban porque yo no esté”, resolvió.

Rafa no ha podido concluir la que habría sido una temporada redonda, en la que alcanzaba sus objetivos, uno tras otro, hasta lograr el número uno del ránking mundial: “Estoy feliz por haberlos cumplido y no creo que la lesión sea consecuencia de un calendario excesivo para conseguir el número uno”, reflexionó. “No he hecho ningún torneo extra que no fuera por el bien del siguiente. He jugado exclusivamente lo que me cuenta para el ránking, aunque es cierto que en un año olímpico es todo más apretado”, continuó. “No he hecho ninguna locura por conseguirlo, ser el primero del mundo era un objetivo más a priori”, c

oncluyó.

El doctor Cotorro aclaró que con una lesión como la de Nadal no se contempla la infiltración porque “se puede romper” y alertó: “ha jugado una temporada dura y el organismo le lleva avisando desde antes de la última eliminatoria de la Copa Davis. Si fuera a Argentina, no estaría al cien por cien, además de que no íbamos a tener un final feliz para Rafa”.
El tendón del balear dijo basta a finales de octubre, en los cuartos de final del torneo de París-Bercy. El manacorí abandonó entonces el partido que disputaba contra el ruso Nikolai Davydenko. Descansó, hizo tratamiento con antiinflamatorios, trabajó con los fisioterapeutas e intentó probarse en la pista. No estaba bien.

Este lunes por la mañana una ecografía confirmó los malos augurios. “Yo no he dicho no, ha sido la rodilla”. Rafa verá la final como un mero espectador. Todavía no sabe si viajará a Argentina con sus compañeros. Acaba de digerir que donde seguro no estará será en la pista.

.