Público
Público

Nadal: "No es el momento de enterrarme"

El tenista, que ha vuelto a ganar un partido tras siete meses lesionado, confía en "volver a ser el de antes" pero reconoce que "ahora no es favorito para ganar Roland Garros"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rafael Nadal acaba de volver a las pistas tras siete meses de parón por una lesión en la rodilla y este miércoles logró su primera victoria en su vuelta a las canchas ante el argentino Federico Delbonis, al que superó en su estreno en el cuadro individual del torneo de Viña del Mar por 6-3 y 6-2.  Pese a que todavía le queda mucho camino para alcanzar el nivel que le llevó a ser el número uno de la ATP y codearse con sus principales rivales en la cumbre del tenis mundial, a Nadal sí le sobra una cosa es confianza en sí mismo y tesón para alcanzar la meta que se proponga.

Por eso, en una entrevista que publica este jueves el diario francés L'Équipe, el manacorí reconoce que 'quiero volver a ser el de antes y, sinceramente, creo que es posible'. 'Si mi rodilla va bien, ¿qué razón hay para que no lo logre? Durante ocho años he estado entre el primero y el segundo del mundo. Me atrevo a pensar que en siete meses no se me ha olvidado jugar el tenis', ha añadido.

Nadal, que señaló que todavía siente cierto dolor en la rodilla pese a que disminuye día a día, indicó que su objetivo es estar al cien por cien de su nivel para la gira de tierra batida europea, con la meta de poder volver a ganar Roland Garros por octava ocasión. Sin embargo, el balear sabe que esta vez las cosas no serán tan fáciles en el torneo parisino: 'Es cierto que no seré favorito en París, pero no necesito serlo para ganarlo'.

El tenista alertó a aquellos que consideran que los próximos años el tenis mundial estará dominado por Djokovic y Murray. 'Sólo tengo un año más que ellos, no creo que sea el momento de enterrarme. Hace ocho meses estaba en buena situación para ser número uno mundial. Lo olvidamos muy deprisa. Ahora voy a tratar de incrustarme en la época Djokovic-Murray', afirmó.

En cuanto al serbio, número uno del mundo, alabó su gran nivel tenístico, pero dijo envidar el hecho de que no sufre lesiones: 'Puede hacer lo que quiera y nunca se rompe. Dame a mi dos años sin lesiones y...'.

Nadal aseguró que lo más peor de su lesión fue tener que renunciar a los Juegos Olímpicos de Londres, ya que llegaban 'en el mejor momento' de su carrera. Además, era la ocasión perfecta para revalidar el oro olímpico que logró en Pekín cuatro años antes. Aunque en 2008, 2009 o 2010 ganó más títulos, consideró que 'en 2012 jugaba mejor' y puso como ejemplo la final perdida en Australia contra Djokovic.

Nadal se refirió también a los exhaustivos controles antidopaje a los que se somete y criticó al belga Christopher Rochus por haber dudado de los motivos de su baja. 'Me han hecho nueve en estos meses de baja, lo que no está mal para alguien que está parado', zanjó.

El tenista dijo no estar muy al corriente de lo que sucede en el mundo del dopaje pero sí hizo referencia a la confesión de Armstrong y al juicio por la Operación Puerto: 'No entiendo por qué no se va hasta el final de las cosas (...) Como el médico es español, es el deporte español el que sufre el perjuicio. Como deportista eso me daña. A causa de gente como Armstrong tenemos una imagen dudosa', aseguró.