Público
Público

Nadal pasa sin sufrir

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gremelmayr es uno de esos jugadores que difícilmente encontrará los días de gloria. Tiene 30 años y nunca ha jugado una final, ni en individuales ni en dobles. Está en el número 189 de la lista y tiene poco que aportar al circuito. Nadal, que es exactamente lo contrario, se le cruzó ayer en el torneo de Doha. El desenlace fue el previsible para cualquiera con los datos en la mano: el español ganó y lo hizo con facilidad gracias a un doble 6-2. Ya está en cuartos de final, una ronda en la que se enfrentará al errático pero talentoso Youzhny, uno de los jugadores que más exprimió a Nadal en sus inicios hasta que le cogió la medida y empezó a ser uno más en el circuito.

Lo más positivo del partido contra Gremelmayr es que el alemán, como Nadal, es zurdo. Los jugadores buscan sensaciones en estos primeros meses y es conveniente probar con diferentes perfiles para terminar de aclarar algunos conceptos. Prueba más que superada, la pista tuvo únicamente un jugador, el español, varios cuerpos por encima de su rival. Mucho más sencillo que en la ronda anterior, en la que el oponente fue Kohlschreiber, de más talento.

La misma escasa resistencia encontró Federer. El escollo era el esloveno Zemlja, número 116 del ránking y que tiene ya 25 años. Otro peso pluma para uno de los sempiternos dominadores del circuito. Hoy, el suizo jugará los cuartos de final contra Seppi, que ayer venció al otro español superviviente del cuadro, Guillermo García López. El de La Roda no pudo hacer nada contra el italiano y perdió con un explícito 7-5 y 6-3.