Publicado: 11.03.2014 08:22 |Actualizado: 11.03.2014 08:22

Nadal, tras perder el Indian Wells: "Jugué mal"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ucraniano Alexandr Dolgopolov completó una magnífica actuación y sorprendió en tercera ronda a Rafael Nadal, vigente campeón de Indian Wells y número uno del mundo, por 6-3, 3-6 y 7-6(5). Se trata de la primera victoria de Dolgopolov sobre el mallorquín en los seis partidos que han disputado. El ucraniano se impuso gracias a la potencia de su primer saque (11 puntos de servicio directo frente a los 2 de Nadal) y a sus 36 golpes ganadores.

"Jugué mal, eso es todo", afirmó Nadal en la conferencia de prensa posterior al choque. "Estoy decepcionado por cómo he jugado, pero puede ocurrir y ocurrió. Hice todo lo que debía para llegar aquí en buena forma", apuntó. Y recordó que trabajó fuerte durante la última semana y media después de la victoria en Río de Janeiro precisamente frente a Dolgopolov, tras la que paró tres días para recuperarse de sus molestias en la espalda.

Tras un desconcertante comienzo en el que ambos se repartieron los primeros cuatro juegos rompiendo el saque de su oponente, el ucraniano tomó el control de la situación y sorprendió a su rival logrando el primer set de su carrera frente a Nadal. Nunca antes en los cinco partidos anteriores en los que se vieron las caras logró Dolgopolov tal mérito.

Al español no le entraron dudas y mantuvo la iniciativa en la segunda manga hasta que, abriendo ángulos y buscando las esquinas, logró una rotura de saque para colocarse con 2-4. Ahí se aferró a su saque, dejó respirar unos minutos más a su rival y, de nuevo con su servicio, no dejó pasar la ocasión para igualar el choque ante los ánimos de Pau Gasol, espectador de excepción en el estadio.

En la ronda decisiva los tenistas se mostraron firmes a la hora de mantener su servicio, al menos hasta que el vigésimo octavo cabeza de serie logró romper esa tendencia para ponerse con 5-2 gracias a sus potentes latigazos. Parecía todo perdido para el español, pero ahí comenzó su reacción. Hizo posible lo impensable y se llevó los tres siguientes juegos, dos de ellos en blanco, liftando mucho la bola y mostrando una gran seguridad y fe en sí mismo, frente a un rival que daba ciertas señas de debilidad mental.

Llegado al 5-5, Dolgopolov y Nadal no perdieron comba y llegaron a la muerte súbita, que se inició con "break" del mallorquín. Sin embargo, su contrincante se recuperó (6-5) y, espoleado por su saque, calmó sus nervios y no dejó pasar esa nueva ocasión. Era la tercera vez en la carrera de Nadal que cedía un "tie break" en el tercer set en Indian Wells, tras el de 2004 en tercera ronda contra Agustín Callery y el de 2010 en semifinales frente a Ivan Ljubicic.

"Después he trabajado muy bien, pero desde que comencé la competición no he tenido buenas sensaciones. He jugado con dos rivales que probablemente no ayudaron a que cogiera el ritmo de la competición", indicó el mallorquín, que superó con dificultades a Radek Stepanek en segunda ronda y hoy estuvo cerca de dar la vuelta a otra situación comprometida.

"No llevo una dinámica mala, sólo se trata de un partido malo. No he sabido ganarlo. Quiero pensar que me recuperaré en Miami. La vida sigue", manifestó. Y quiso dejar claro que el problema no es su espalda, y recalcó el hecho de que nunca se mostró cómodo compitiendo sobre la pista a pesar de haber realizado buenas sesiones de entrenamiento.

"Cuando nada te limita y juegas mal hay que decirlo. Me encanta Indian Wells y quería hacerlo bien. Nunca me sentí cómodo en la pista. Es imposible estar cada semana en la última ronda de un torneo. Lo hice en los tres primeros que disputé este año. Hoy ha sido un accidente", manifestó. El español, no obstante, reconoció que esa ausencia de buenas sensaciones durante los partidos le resultaba "inusual".

"No he tenido la tranquilidad ni la decisión para jugar como debía. Cuando entreno bien, normalmente juego bien porque soy un buen competidor. Así ocurrió la mayoría de las veces en mi carrera. No es un drama. He perdido y lo acepto. Descansaré unos días para estar fresco mentalmente y espero estar listo para Miami", declaró.